Inicio Educación Líder comunitaria de Salinas: entrega total por la comunidad Las Mareas

Líder comunitaria de Salinas: entrega total por la comunidad Las Mareas

20
0
Jaqueline Vázquez Suárez

Por Sara R. Marrero Cabán

redaccion@esnoticiapr.com

 

SALINAS – Perseverancia y amor por su comunidad. Estos son los valores que caracterizan a la salinense Jaqueline Vázquez Suárez, por cuanto se ha dedicado voluntariamente al bienestar del sector Las Mareas durante los pasados 20 años.

Publicidad

“Eso te llena de regocijo (el ver) que puedes hacer un cambio en la vida de alguien”, expresó en entrevista con Es Noticia la también legisladora municipal.

Maestra de corazón

Vázquez Suárez siempre deseó ser maestra. Máxime, tras el ejemplo de férrea lucha que legó su progenitora.

“Mi mamá no sabía de letras; no sabía leer ni escribir, era analfabeta. Y, a pesar de eso, nos llevó a Estados Unidos, porque ella quería que nosotros aprendiéramos y fuéramos alguien en la vida. A parte de eso, mi mamá era de piel negra, piel oscura, y era mucho más difícil por el racismo en los Estados Unidos, también lo vivimos. Pero, nos empeñamos, mi mamá se empeñó a que aprendiéramos”, relató.

Aunque la vida no le permitió un título formal, Vázquez Suárez cumplió su sueño en el centro comunal Punto Educativo. Luego de ser conductora de carros públicos por aproximadamente cinco años, Vázquez Suárez afinó sus destrezas de enseñanza al prestar servicios de tutoría mientras era conserje de la Escuela Ramón Baldorioty de Castro en Ponce.

Su labor continúa, ya que- junto a tres voluntarias (algunas de las cuales son maestras)-es tutora en el centro Punto Educativo que erige en los predios del parque de Las Mareas.

Estudiante en el centro Punto Educativo. (Tony Zayas)

Tras la imposición del gobierno de cursar clases a distancia por la pandemia del COVID-19, este lugar le garantiza un lugar seguro de aprendizaje a todos aquellos niños con dificultad en el aprendizaje o cuyos padres laboran durante el día.

“Los padres son muy agradecidos. Cuando uno ve eso, dice ‘wao, de verdad que estamos poniendo un granito de arena’”, comentó.

Tutora y estudiante en el centro Punto Educativo (Tony Zayas)

Para evitar los contagios, las voluntarias limpian el piso con cloro y las superficies con alcohol dos veces al día. Del mismo modo, le toman la temperatura a cada persona que entre al lugar y es obligatorio el uso de mascarillas nasobucales. Además, los alumnos beneficiados llegan por turnos intermitentes para así limitar la cantidad de personas dentro del establecimiento.

Tanto ha sido la labor de Vázquez Suárez que la entidad filantrópica Bravo Family Foundation la reconoció como líder comunitaria excepcional, donó un sistema de aire acondicionado e incentiva a las maestras.

Tutora y estudiante en el centro Punto Educativo (Tony Zayas)

Igualmente, ayudó a posibilitar que seis estudiantes universitarios y de escuela superior utilicen el centro en su preparación para convertirse en guías turísticos.

El programa educativo de los guías turísticos cuenta con el aval de la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR) y consiste en estudios a fondo de la historia de Salinas y entrevistas con personas mayores.

Centro Punto Educativo (Tony Zayas)

El Fogón de Las Mareas

La labor de Vázquez Suárez no caduca. Aparte de sus servicios de tutora, aporta en la confección de alimentos para los residentes más necesitados de su comunidad. El Fogón de Las Mareas tuvo sus orígenes en el patio de su hogar después del azote del huracán María sobre Puerto Rico en el 2017.

“Muchas personas ancianas (estaban) sin agua, sin luz y sin algo caliente que (echarse) en el estómago. No era que no tenían alguito, era que no había ánimo, no había fuerzas. Habían perdido esperanza”, recordó.

Jaqueline Vázquez Suárez en El Fogón de Las Mareas. (Tony Zayas)

La iniciativa maduró, por lo que ahora ocupa un quiosco aledaño al Punto Educativo donde se preparan los alimentos. Actualmente, se reparten los platos todos los martes y jueves a las 11:00 a.m.

Para aportar a la causa, algunos compran los almuerzos. Con esos fondos recaudados, le es posible a los voluntarios del fogón adquirir más productos para así continuar la iniciativa. Asimismo, se puede ayudar donando a la cuenta de ATH Móvil (787)543- 9897, lo cual se utilizará exclusivamente para la compra de alimentos.

Después de ser asambleísta municipal por 25 años, Vázquez Suárez abandonará el puesto para dedicar todos sus esfuerzos a la labor comunitaria.