Inicio Gobierno Economía Maestros jubilados rechazan dos ofertas de la Arquidiócesis de San Juan y...

Maestros jubilados rechazan dos ofertas de la Arquidiócesis de San Juan y los colegios demandados

12
0

Por Miguel Díaz Román

redaccion@esnoticiapr.com

 

La extensa y agria disputa legal que protagoniza la Iglesia Católica y más de 200 maestros jubilados a los que no se les ha pagado sus pensiones debido a que el Fideicomiso del Plan de Pensiones de Escuelas Católicas quedó insolvente, continúa debido a que los maestros han rechazado dos ofertas realizadas la Arquidiócesis de San Juan y los colegios demandados.

Publicidad

Estos colegios son la Academia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Inc., Academia San José y la Academia San Ignacio están listas y deseosas de transigir el caso Yalí Acevedo v. Arquidiócesis de San Juan.

En un comunicado de prensa el arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, sostuvo que tras los rechazos, los abogados de los maestros jubilados demandantes han anunciado que se proponen retornar a los tribunales.

González Nieves indicó que está hacienda todo lo posible para poner punto final a la controversia y anunció que el abogado de la Arquidiócesis de San Juan le solicitó al Tribunal de Primera Instancia de San Juan, que, cuando tenga jurisdicción, nombre un mediador para llevar a feliz término la negociación.

El Tribunal Supremo local había avalado una orden del juez del Tribunal de Primera Instancia, Anthony Cuevas, quien ordenó el embargo de $4.7 millones de la Iglesia Católica para resarcir a los maestros jubilados. El embargo incluía a las diócesis de Ponce y Mayagüez, que no habían sido parte de la demanda inicial presentada por los 200 maestros, quienes exigían el pago de $14 millones. El Tribunal Supremo de Estados Unidos revocó al Tribunal Supremo local y devolvió el caso a los tribunales locales.

“Luego de la Sentencia del Tribunal Supremo, se nos ha presentado la oportunidad de llegar a un acuerdo entre las partes para transar el pleito y así evitar la litigación que tiende a ser un proceso largo, adversativo y costoso. Tan es así, que hace meses las demandadas aceptaron pagar la cuantía global solicitada por los abogados de los demandantes. También se ofreció un pago inicial sustancial. Sólo restaba definir los plazos. También ofrecimos poner a su disposición propiedades como garantías al pago aplazado y más aún ofrecimos propiedades como un medio de extinguir el pago acordado. Esas opciones, también fueron rechazadas. Muy tristemente, la representación legal de los abogados de los demandantes comunicaron que no había más negociación e intentan reiniciar la litigación. Personalmente, les he indicado a los abogados que estoy haciendo, junto a las escuelas demandadas todo lo posible para poner punto final a la controversia”, sostuvo González Nieves en un comunicado enviado ayer 30 de julio.

Según el arzobispo, la Arquidiócesis por conducto de su abogado, solicitó al Tribunal de Primera Instancia de San Juan, que, cuando tenga jurisdicción, nombre un mediador para llevar a feliz término la negociación. “Lamentablemente, la representación legal de de los demandantes se han opuesto dos veces a esa solicitud” , dijo el líder católico.

“Anoche, (lunes 29 de junio) luego de un ingente esfuerzo para recaudar mayores recursos, enviamos un segundo borrador de acuerdo transaccional. Para esta oferta, aumentamos sustancialmente el primer y segundo pago. En fin, estamos haciendo todo por transigir. Con gran pesar, queremos anunciarles que nuevamente, la representación legal de los demandantes rechazó nuestra oferta a pocas horas de haberla recibido. No obstante, la representación legal de los demandantes parecen preferir el litigio y permitir que se continuara con la discordia, la inestabilidad organizacional en cada una de las escuelas demandadas. Estas escuelas desean transar, desean sanar, desean tener paz, desean pasar la página”, indicó González Nieves.

El arzobisbo hizo un llamado a los demandantes para terminar la negociación. “Pedimos a los demandantes que acepten nuestra propuesta de nombrar a un mediador judicial o en su lugar, que retornen a la mesa del diálogo. Es hora dar reposo a esta controversia. Los tiempos actuales, especialmente, la pandemia y sus secuelas, lo requieren”, concluyó González Nieves.