Inicio PORTADA Niña de 6 años segunda muerte por dengue

Niña de 6 años segunda muerte por dengue

14
0

Por Sara R. Marrero Cabán

redaccion@esnoticiapr.com

 

La temporada del dengue se anticipa más agresiva que el pasado año, esto debido a que dos personas han muerto de esta enfermedad, el caso más reciente es una niña de seis años, informó el  Departamento de Salud. 

Publicidad

La niña, quien residía en la región Metro, fue ingresada a las estadísticas del dengue en la semana del 9 al 15 de abril. 

El primero de los decesos por dengue en el 2021 fue el de una mujer de 42 años que también residía en la Región Metro, informó Salud. 

En año pasado -2020- no se reportaron muertes por la picada del mosquito que trasmite el dengue. 

 

Niños los más contagiados

A nivel Isla, el grupo de edad con la mayor cantidad de contagios son los niños entre las edades de cinco a nueve años. Un total de 57 pacientes fueron diagnosticados con esta enfermedad durante este año. 

Mientras, en los 276 casos hubo 102 pacientes que requirieron ser hospitalizados. Más de la mitad de las personas que han tenido dengue -un 57.25%- son hombres. Un total de 158 han sido diagnosticados con dengue.

El informe del Departamento de Salud especificó que en los 276 casos de dengue reportados entre el 1 de enero y 22 de abri de 2021, hay 21 personas cuya residencia es un pueblo de la región sur. 

El dengue suele pasar desapercibido, ya que la mayoría de las personas contagiadas son asintomáticas. Uno de cada 20 pacientes puede desarrollar la enfermedad grave y posiblemente mortal.

Aquellos que se contagian y padecen de síntomas pueden sufrir alrededor de una semana de fiebre, molestias, dolores en los ojos, muscular, articulaciones o huesos, sarpullido, náuseas y vómitos.

Dengue, pandemia y criaderos

El incremento en casos de dengue ocurre durante la pandemia del coronavirus y en momentos de serias denuncias por la acumulación de neumáticos sin un plan que defina claramente el manejo de ellos. 

El gobernador Pedro Pierluisi declaró un estado de emergencia ambiental debido a esa aglomeración de neumáticos y de cara a la temporada de huracanes. 

“En aras de evitar el peligro y los riesgos constatables para la salud pública decreté un estado de emergencia ambiental y activé los protocolos necesarios para la disposición de los neumáticos”, expresó.

“Ante la problemática con el exceso de neumáticos utilizados estamos trabajando una estrategia integral que incluye la radicación de un proyecto de ley para establecer los estándares mínimos en la instalación de gomas, una Orden Administrativa del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales para trabajar con la exportación de gomas y esta Orden Ejecutiva para permitir el uso de neumáticos como mezcla de asfalto en carreteras”, sostuvo.   

 

¿Qué es el dengue?

El dengue -al igual que el zika y chikungunya- es una enfermedad arboviral que se transmite por el mosquito hembra Aedes Aegypti. 

El dengue es endémico en nuestra isla, es decir, está presente todo el año, en mayor o menor cantidad. Por lo tanto, nos enfrentamos diariamente al riesgo de contraer esta enfermedad. 

Este mosquito se nutre de ambientes húmedos y de temperatura cálida. Por lo tanto, los mosquitos hembra dejan sus huevos cerca de recipientes con agua estancada (como piscinas, floreros, recipientes para basura y cubos) y neumáticos en desuso.

Los mosquitos adultos viven a la intemperie y dentro de viviendas por un periodo de dos a cuatro semanas, dependiendo de las condiciones de temperatura y humedad ambiental.

El mosquito hembra es el que pica para obtener sangre que luego usa para producir huevos.

En aras de reducir la cantidad del mosquito Aedes Aegypti, la Unidad de Control de Vectores liberó en Ponce millones de mosquitos con la bacteria Wolbachia a finales del 2020. 

Esta Unidad, un programa que busca controlar el mosquito Aedes Aegypti, resaltó el testimonio de un joven, de 12 años y residente en Ponce, quien alentó a tomar medidas preventivas en el hogar para evitar los criaderos. 

“Cuando me enfermé no pude continuar con las cosas que hacía durante el día por lo mal que me sentía. Tuve fiebre, dolor de cabeza, mareos, dolor en el estómago, se me quitó el hambre y estaba débil”, rememoró Jean D. González.

Tanto el Departamento de Salud como la Unidad de Control de Vectores insiste en que la ciudadanía es un elemento importante en controlar las enfermedades provocadas por picadas de mosquitos para lo que deben evitar y chequear con frecuencia recipientes en los que se pueda acumular agua y convertirse en criaderos.