Inicio Gobierno Organización criminal lavaba dinero con premios de la Lotería

Organización criminal lavaba dinero con premios de la Lotería

74
0

Por CyberNews

redaccion@esnoticiapr.com

 

José Julio Rodríguez Cumba, quien se presume el líder de una organización de narcotráfico que fue acusado junto a otras 18 personas -el viernes- por las autoridades federales, utilizaba, entre otros métodos, lavar dinero bajo el supuesto de que se ganaba premios de la Lotería de Puerto Rico.

Publicidad

El fiscal federal W. Stephen Muldrow, explicó que Rodríguez Cumba, dirigía desde una prisión federal la organización desde el 2021, la cual “en un lapso de ocho meses, se alega que José Julio Rodríguez Cumba “ganó” la lotería siete veces por un total de 375,050 dólares en ganancias de lotería”.

Como parte de los depósitos que se entiende pertenecen al lavado de dinero:

      1. 24 de septiembre de 2020, depositó dos ganancias de $35,000 y $40,000
      2. 16 de diciembre de 2020, depositó ganancias de $10,000
      3. 29 de diciembre de 2020, depositó ganancias de $15,000
      4. 26 de febrero de 2121, depositó ganancias de $10,000
      5. 10 de marzo de 2121, depositó ganancias de $50,050
      6. 14 de mayo de 2121, depositó ganancias de $250,000

“Como parte de la manera y medios de la conspiración de lavado de dinero, José Julio Rodríguez-Cumba y sus co-acusados abrieron cuentas bancarias personales y corporativas para administrar las finanzas tanto de sus negocios como de su operación de tráfico de drogas, estructuraron tanto depósitos como retiros de efectivo para evadir requisitos de reporte de transacciones financieras, hicieron transferencias de cuentas bancarias personales a cuentas corporativas y viceversa para disfrazar la fuente y naturaleza de los fondos, y usaron sistemas de pago móviles para transferir ingresos de persona a persona y evitar la detección de las autoridades”, sostuvo.

Además de Rodríguez Cumba, arrestaron al empresario y contratista Emiliano Feliciano-Hernández, el cual supuestamente utilizaba sus negocios para lavar dinero de la organización criminal.

Feliciano- Hernández tuvo contratos de mantenimiento y ornato con varios municipios y agencias del Gobierno.

Un gran jurado federal en el Distrito de Puerto Rico presentó una acusación formal adicional de 60 cargos contra 18 individuos por importación de cocaína y marihuana al Distrito de Puerto Rico y a los Estados Unidos continentales, y por lavado de dinero.

De los 18, todavía no se ha arrestado a Luis “La L” Crespo- Cumba.

Los individuos acusados en la acusación formal adicional son:

      • Bárbara Valentín-Rivera, alias “Barbara Paola”
      • Luis Roberto Alvarado-Reyes, alias “El Viejo”
      • Ricardo López-Ramos, alias “Ricky”
      • Héctor L. Derkes, alias “El Venezolano”
      • William J. Pantoja-Nieves, alias “W”
      • Luis J. Hernández-Cruz, alias “Tampa Pana”
      • Edwin Daniel González-Reyes, alias “Cotto” y “Coto”
      • Fernando Cortes-Flores, alias “La Bruja”
      • Luis Héctor Adames-Nieves, alias “Monki”
      • Ángel Xavier Pérez-Olivencia, alias “Chavy”
      • Niurka A. Rodríguez-Cumba, alias “Adela”
      • Marta D. Cardona-Cumba
      • Christian Prado
      • Luis Alberto Bourdon-Román, alias “El Negro Capi Bueno”
      • Edwin Candelaria-Ramos

Rodríguez-Cumba dirigió una organización de tráfico de drogas a gran escala que importó y distribuyó envíos de cocaína de varios cientos de kilogramos desde Sudamérica, a Puerto Rico y los Estados Unidos continentales. La organización también recibió envíos de varios kilogramos de marihuana desde los Estados Unidos continentales para su distribución en todo Puerto Rico. La acusación formal adicional alega que la organización de tráfico de drogas de Rodríguez-Cumba está involucrada en la distribución y venta de más de dos mil kilogramos de cocaína y marihuana.

Como supuesto líder de una organización de tráfico de drogas, a Rodríguez-Cumba también se le acusa de participar en una Empresa Criminal Continua (CCE) cuyo propósito era “contrabandear, importar, descargar, comprar, distribuir y suministrar sustancias controladas dentro de Puerto Rico y los Estados Unidos continentales, todo para obtener una ganancia financiera significativa y beneficio”.

De ser hallados culpables, enfrentan desde 10 años hasta vida en prisión.