Inicio Gobierno Radican medidas para atender problema de caballos realengos

Radican medidas para atender problema de caballos realengos

79
0
Getting your Trinity Audio player ready...

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Los caballos realengos se han convertido un dolor de cabeza para las administraciones municipales porque cada vez proliferan sin una medida que permita frenar el problema.

Publicidad

La Legislatura tiene ante su consideración varias medidas con la que buscan frenar ese problema incluyendo la de establecer un santuario de caballos, informó el senador Carmelo Ríos Santiago

“Muchas personas se nos han acercado para indicarnos que se necesita crear un santuario de caballos en Puerto Rico, un área donde las organizaciones sin fines de lucro bonafides puedan atender los caballos que se salvan de la calle. Por ejemplo, en el albergue de Humane Society en Guaynabo hay seis caballos que recogieron de la calle, pero no hay espacio para más. La resolución que radicamos va dirigida a encontrar una zona viable para este tipo de actividad”, dijo Ríos Santiago.

“Otro aspecto es la falta de fondos, algo que nosotros vamos a trabajar con mucho detalle, pero para mitigar la problemática ahora, se necesita dinero para que los municipios con mayor problema de caballos en las calles puedan operar sus programas de apoyo a las organizaciones sin fines de lucro. Nosotros vamos a atajar este problema de raíz”, aseguró.

Medidas:

  • Enmendar la Ley 154-2008, mejor conocida como la ‘Ley para el Bienestar y la Protección de los Animales’ con el fin de enmendar el inciso (b), subinciso (i) del Artículo 1 (Abandono de Animales) para aumentar la multa por abandonar un animal en la calle a un mínimo de $5,000.00 hasta 10 mil dólares.
  • Registro de ofensores a la Ley 154, establece parámetros de educación continua a los agentes del orden público y ordena al Negociado de la Policía a crear un Reglamento para atender Caballos Abandonados.
  • Evaluar áreas de terreno disponible en la isla con el norte de desarrollar ahí un santuario de caballos para que todas las organizaciones sin fines de lucro que atienden estos animales puedan contar con el espacio necesario para ello.

“En Puerto Rico existe un verdadero problema de animales realengos, particularmente caballos. Por las pasadas semanas, nuestro equipo legislativo se ha dado a la tarea de encontrar soluciones para esta problemática, y luego de evaluar las alternativas entendemos que existen tres áreas a impactar en esta primera fase de medidas. La primera es la disuasión, por eso aumentamos la multa mínima de mil dólares a cinco mil. Por otro lado, creamos un registro de ofensores a la Ley 154-2008. Esto es sencillo, cuando uno adquiere una mascota o animal, adquiere también la responsabilidad de su cuido”, indicó.