Separados de sus cargos tres empleados de Desarrollo Económico por fraude cibernético

Por Miguel Díaz Román

redaccion@esnoticiapr.com

 

Tres empleados del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) fueron separados de sus cargos mientras se conduce una investigación independiente por la alegada transferencia de fondos públicos provocados por un presunto intento de realizar un fraude cibernético por fuentes externas a la agencia.

El secretario del DDEC, Manuel Laboy, dijo que uno de los empleados trabajaba en la división de finanzas de la Compañía de Fomento Industrial y otros dos laboran en la Compañía de Comercio y Exportaciones.

Laboy indicó que los empleados fueron separados de sus cargos mientras un examinador externo efectúe una investigación de los eventos.

El secretario agregó que también se solicitó al inspector general del Departamento de Justicia que realice una auditoría independiente sobre lo ocurrido en estas dependencias.

Laboy agregó que la separación de empleados responde a que no cumplieron con los protocolos oficiales para el manejo del desembolso de fondos públicos en transacciones cibernéticas y agregó que una de las áreas de acción de la auditoria que efectuará el procurador general es que se revisen los protocolos y se recomienden medidas que eviten en el futuro situaciones similares.

Laboy fue enfático al señalar que la tranferencia de los fondos, $2.6 millones, fue intervenida por el Negociado de Investigaciones Federales (FBI) y el dinero no llegó a una cuenta externa.

También se impidió el desembolso por transferencia cibernética de otros $63,000. La transferencia fue efectuada el viernes 17 de enero enero.

El funcionario agregó que el 24 de enero el Sistema de Retiro informó que el FBI y las autoridades locales iniciaron una investigación sobre la presunta intervención cibernética de fuentes externas al sistema informático del Retiro.

La intervención externa tuvo el objetivo de obtener determinada información para luego realizar peticiones en diversas agencias, con el fin de que se efectuar un cambio en las dirección de las cuentas financieras del Retiro, con el presunto objetivo de canalizar a cuentas fraudulentas los desembolsos relacionados con las aportaciones de retiro de los empleados.

Laboy dijo que los sistemas informáticos del DDEC nunca fueron intervendios por fuentes externas.

Hasta ahora nada se ha dicho sobre los $1.5 millones de la Comnpañía de Turismo que también fueron parte del fraude cibernético.

Se ha indicado que el FBI también investiga fraude cibernético en otras agencias que no han sido identificadas.