Inicio Gobierno Sismo del Día de Reyes deja cuantiosas pérdidas

Sismo del Día de Reyes deja cuantiosas pérdidas

4
0

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

GUÁNICA – Los puertorriqueños despertaron ayer -Día del Reyes- con el movimiento un sismo que en su remezón dejó cuantiosas pérdidas y cerca de una decena de familias, en los pueblos de Guánica y Guayanilla, sin un techo seguro. 

Publicidad

La gravedad de los daños provocados por un sismo de una magnitud de 5.8, lo que no ocurría en Puerto Rico hace varias décadas, hizo que la gobernadora Wanda Vázquez Garced, al igual que la comisionada residente Jenniffer González, los presidentes de ambos cuerpos legislativos, jefes de agencias y diversos políticos, pisaran el sur del país para conocer de primera mano lo ocurrido. 

«Era necesario visitar estos pueblos, en conjunto con jefes de agencia, para verificar y evaluar las ayudas que necesitan. Pudimos constatar los daños estructurales que sufrieron algunas residencias, pero damos gracias que no se perdieron vidas», expresó la primera ejecutiva.

Los daños no estaban cuantificados. La gobernadora recomendó a los alcaldes de Guánica, Santos Seda; al alcalde de Guayanilla, Nelson Torres Yordán; y a la alcaldesa de Ponce, María Meléndez, a someterle informes de las pérdidas y necesidades en cada municipio para canalizarlo con las agencias correspondientes.

Los afectados no se limitaron a la zona sur. Cientos de familias, en diversos municipios, se quedaron sin servicio de energía eléctrica.

 

La tragedia vuelve a golpear la pobreza 

Unas seis viviendas en la barriada Esperanza, en el centro urbano de Guánica, sufrieron daños considerables cuando se partieron los pilares que las sostenían.

En entrevistas con diversos medios, residentes del lugar aseguraron que construyeron sus viviendas con mucho esfuerzo y hubo el que aprovechó el dinero de su retiro para tener un techo que en fracciones de segundos colapsó.

Varios autos de esas familias quedaron pillados bajo las estructuras. No hubo heridos. 

La administración municipal abrió un refugio al que comenzaron a llegar vecinos de un residencial público cercano, quienes temían que alguna réplica colapsara sus edificios de apartamentos.

Mientras se identificaban los daños, las réplicas continuaban. Un sismo de una magnitud de 4.9 volvió a estremecer el país mientras las familias reportaban lo ocurrido en el sismo anterior.  Era las 10:51 am. Las autoridades ordenaron salir de una calle, en la barriada Esperanza, ante el temor de que postes del tendido eléctrico cayeran tal y como ocurrió a primeras horas de la mañana.

Los residentes de dos viviendas, de la comunidad Playa, en Guayanilla, también habían recibido órdenes de abandonar sus casas. Una de la estructura colapsó y las paredes se agrietaron cuando los pilares cedieron. 

La alcaldesa de Ponce, María Meléndez, informó que varias viviendas, en diversas comunidades, reportaron daños por lo que esas estructuras deben ser evaluadas por un ingeniero para que determine la acción a seguir. El municipio firmó una orden declarando una emergencia. También declaró una emergencia Guánica y Guayanilla.

La Red Sísmica de Puerto Rico reportó que entre las 6:32 am., cuando ocurrió el primer temblor con una magnitud de 5.8- y las 11:00 pm. del 6 de enero, se reportaron unos 16 sismos con una magnitud mayor a 2.29. 

 

Jefes de agencias visitarán el sur

La gobernadora informó que hoy -martes- la Administración de Vivienda Pública (AVP) enviará al ingeniero Dante Espinosa al residencial Luis Muñoz Rivera, en Guánica, para verificar las unidades de vivienda.

El secretario del Departamento de Educación, Eligio Hernández, asistirá a la zona sur con personal de la Oficina de Mejoramiento de Escuelas Públicas (OMEP) para conocer el estado de los planteles.

Las autoridades escolares determinaron aplazar el inicio de clases para el próximo lunes.  Además, activarán el componente sicosocial de esa agencia para dar apoyo al personal docente y los estudiantes.

El Departamento de la Familia designó trabajadores sociales en el coliseo Tito Rodríguez, en Guánica, donde en la tarde de ayer había: 13 familias refugiadas (20 adultos y 6 niños). De esos, tres familias tuvieron pérdidas, el resto se encontraba de manera preventiva, se informó.

Personal de la Autoridad de Edificios Públicos (AEP) visitará la región sur con un equipo de ingenieros estructurales para inspeccionar escuelas y edificios públicos de la zona.

Además, hay ingenieros estructurales contratados por la AEP para las reclamaciones tras el paso del huracán María, que van a reforzar los trabajos y las reclamaciones a las aseguradoras tras los daños ocasionados por los sismos, informó la Gobernadora. 

La Oficina para el Desarrollo Socioeconómico Comunitario (ODSEC) comenzará la evaluación de los hogares afectados con su equipo de ingeniería e infraestructura, eso con el fin de hacerse cargo de las rehabilitaciones, demoliciones y construcciones necesarias para atender los casos elegibles que requieran dicha ayuda.

La Gobernadora informó que la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA) y su coordinadora de la Línea PAS enviará personal de apoyo.

«Queremos que la ciudadanía esté tranquila, pero alerta. Pendientes a los boletines de las agencias. Todos con sus planes de emergencia familiares al día, porque los temblores no avisan, no los podemos pronosticar. Así que tenemos que estar alertas todo el año», expresó Vázquez Garced.

 

Una vivienda de Guánica cayó sobre varios vehículos. Fotos: Tony Zayas

 

Una de las viviendas de Guánica que colapsó con el sismo del Día de Reyes.

 

Gobernadora visita las familias afectadas en compañía del alcalde de Guánica.

 

Dos atractivos turísticos sufrieron severos daños: estructura del faro en el Bosque Seco de Guánica y arco de Punta de Ventana en Guayanilla.