Inicio Política Suenan los tambores de guerra entre EU e Irán

Suenan los tambores de guerra entre EU e Irán

4
0

Por Miguel Díaz Román

redaccon@esnoticiapr.com

 

Los Estados Unidos e Irán se aproximan cada vez más a la guerra luego de que en la madrugada de hoy viernes el ejército estadonunidense mató por medio de un ataque de misiles, al comandante iraní Qasem Soleimani, jefe de la fuerza de élite Quds de la Guardia Revolucionaria iraní.

Publicidad

El ataque fue ordenado por el presidente Donald Trump, según ha confirmado el Pentágono.

Los misiles fueron disparados por drones en el aeropuerto de Bagdad, la capital de Irak.

Luego del ataque, el líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, prometió una «dura venganza» contra los Estados Unidos.

De inmediato el precio del petróleo aumentó en más de 4% en los mercados ante la posibilidad de que se desate un conflicto de grandes proporciones entre la superpotencia e Irán.

Soleimani era el artífice de la intervención militar iraní en el Medio Oriente a través del apoyo económico y militar a numerosos grupos paramilitares que los Estados Unidos e Israel consideran grupos terroristas.

En un comunicado el Pentágono ha confirnado que «el general Soleimani estaba desarrollando activamente planes para atacar a diplomáticos estadounidenses y militares en Irak y por toda la region” y lo acusa directamente como el responsable de «la muerte de cientos de estadounidenses y miembros de la coalición».

Además del general Soleimani, en el ataque pereció Abu Mehdi al Muhandis, uno de los líderes del grupo de milicias proiraníes Fuerzas de Movilización Popular en Irak, y otras cinco personas.

El primer ministro de Irak, Adel Abdul Mahdi, ha dicho que ataque contra Soleimani es una «agresión» de Estados Unidos. Mientras tanto la embajada estadounidense en Bagdad ha recomendado a sus ciudadanos «salir inmediatamente» de Irak.

El president Trump, que suele expresar sus opinions por medio de Twitter, se ha mantenido en silencio y solo se limitó a tuitear una bandera estadounidense.