Inicio PORTADA Villalba lloró a su primera dama Glendaliz Soto

Villalba lloró a su primera dama Glendaliz Soto

14
0

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

VILLALBA – Los restos de la primera dama de este municipio, Glendaliz Soto Vega, fueron sepultados hoy en el Cementerio Municipal de Villalba, junto a una cajita dorada con dos cartas de despedida de sus hijas y esposo, el alcalde Luis Javier Hernández.

Publicidad

Cientos de personas, muchos vestidos en los colores favoritos de la primera dama, rosa y blanco, acudieron al sepelio realizado tras una misa que ofició el obispo emérito Félix Lázaro, en la iglesia Nuestra Señora del Carmen, en la plaza pública.

El Alcalde de Villalba encabezó la comitiva fúnebre a la iglesia, junto a una de las dos hijas de la pareja: Isabel Sofia y Victoria Sofia, de 10 y 8 años respectivamente.

 

Gracias a todos por querer tanto a mi esposa, y por rendirle un tributo tan hermoso. El legado de la eterna Primera Dama de Villalba vivirá para siempre. Ahora mi lucha se enfoca en echar hacia adelante a mis hijas y procurar que la obra continúe en su nombre». 

Luis Javier Hernández – alcalde de Villalba

 

Al mediodía salió la comitiva fúnebre hacia el camposanto. Decenas de arreglos florares precedía la procesión de pueblo hasta el cementerio. El alcalde se mantuvo detrás del coche fúnebre que llevaba los restos de su esposa.

Hernández apretaba en sus manos la caja dorada con las dos cartas y un dibujo que le hizo la hija Isabel. El alcalde la cargaba junto a una flor rosa.  

Las honras fúnebres comenzaron el pasado lunes en el Centro de Bellas Artes Adrián Rosado Guzmán, en este municipio. Alcaldesas y alcaldes, legisladores, jefes de agencias y la gobernadora Wanda Vázquez, acudieron al velatorio.

Glendaliz, de 39 años y terapista del habla de profesión, murió el pasado viernes a causa de la leucemia que le fue diagnosticada en octubre de 2018.

 

Alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández, rumbo al camposanto a sepultar a su esposa Glendaliz Soto.

 

Los asistentes caminaron en procesión hasta el Cementerio Municipal de Villalba.

 

El velatorio fue en el Centro de Bellas Artes Adrián Rosado Guzmán, en Villalba.