200 familias ponceñas pierden su techo en Villas del Caribe

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – Delys Pérez no pudo contener las lágrimas cuando narró como en segundos perdió el apartamento en el que vivía y ahora no tiene un techo seguro para sus dos hijos. 

Pérez es parte de cientos de familias que en la madrugada del martes tuvieron que dejar su apartamento en el complejo residencial Villas del Caribe, en Ponce, esto debido a los graves daños que sufrieron las 16 estructuras -con 200 apartamentos- a causa del terremoto que estremeció Puerto Rico.

La joven madre regresó en la tarde de ayer al apartamento para sacar matress y otras pertenencias. Y mientras explicaba que durante el terremoto tuvo que sacudir el polvo que cayó sobre las cabezas de sus niños cuando los pedazos de cemento se desprendieron de las paredes, ocurrió otro sismo que la sacó del apartamento.

Otros residentes aprovechaban las horas de la tarde del miércoles, cuando consiguieron guaguas para transportar muebles, para sacar sus pertenecías. Ellos también salieron nerviosos de sus apartamentos por temor a que algún edificio colapsara.   

Mientras, un guardia de seguridad vigilaba el complejo de apartamentos. En el lugar había servicio de energía eléctrica. De algunos apartamentos salía agua por las paredes. Según explicaron, el agua procedía de las tuberías que estaban en el interior de las paredes y que el terremoto rompió.

“Pensé que era un lugar seguro”, dijo Pérez, quien cinco meses atrás vivía en un lugar incomodo y en el que apenas sus hijos tenían facilidades. La joven tiene un hijo de 10 meses y otro de 2 años. “Es difícil”, expresó mientras se secaba las lágrimas.

El residente Reinaldo Pazo Collazo llegó a recoger parte de sus pertenecías y alojarlas en la casa de un familiar en lo que definen que pasará con él y dónde sería reubicado.

Los administradores del complejo de apartamentos, los cuales pagan con subsidios, les dieron instrucciones de que dejaran información sobre el lugar en que se encuentran para que los puedan localizar, esto a la espera de que se tome una decisión sobre el futuro de esas 200 familias.

No obstante, ese no es le único complejo de apartamentos que los residentes han tenido que abandonar por su seguridad. En el centro urbano de Ponce hay varios edificios de múltiples apartamentos que se agrietaron sustancialmente con el terremoto.   

 

La joven madre Delys Pérez no pudo contener las lágrimas al saber que perdió el techo que tenía para sus hijos. Fotos: Tony Zayas