Inicio Gobierno Abel Nazario habría cometido fraude al Departamento del Trabajo

Abel Nazario habría cometido fraude al Departamento del Trabajo

13
0
Getting your Trinity Audio player ready...

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticapr.com

El ex alcalde de Yauco, senador Abel Nazario, habría defraudado al Departamento del Trabajo luego de certificar documentos para obtener el desempleo a un individuo que este estaba trabajando en el municipio, según informa hoy el periódico El Vocero.

El alegado fraude surgió aye en el testimonio de Dixon Alberto Yordán Centeno en la continuación del juicio contra el exalcalde y senador Abel Nazario, acusado por fraude electrónico y presentación de declaraciones falsas en relación con el pago de un grupo de trabajadores del ayuntamiento ante el Departamento del Trabajo federal.

Publicidad

A preguntas del fiscal Scott Anderson, Yordán Centeno declaró que el 29 de abril de 2015 Nazario le entregó un cheque por $1,410.05. El fiscal mostró el cheque en sala.

“El alcalde me llamó a la oficina y me dijo que el municipio enfrentaba problemas económicos y que por cada cheque que hacía el municipio, le cobraban $10 y como en ese tiempo era un empleado por contrato, que iba a hacer un acuerdo para pagarme por adelantado hasta cierto tiempo y que yo me comprometiera a trabajar hasta mi último día del contrato y así lo hice”, relató el testigo número 32 en el sexto día del proceso judicial.

El ayuntamiento le requería a los empleados trabajar dos horas voluntarias diarias. Esta práctica fue descubierta por la Oficina del Contralor durante una auditoría e hizo un referido al Departamento del Trabajo federal.

Esta agencia concluyó que era una práctica ilegal y ordenó que se le pagaran esas horas a los funcionarios. De acuerdo a la fiscalía federal estas horas fueron sufragadas pero, Nazario no se lo informó a los trabajadores a quienes les hizo creer que el cheque que este les entregó eran unos pagos por adelantado.

No obstante, el acusado no le pagó a un grupo de empleados durante varias quincenas regulares a pesar de que las habían trabajado.

El exejecutivo municipal les hizo entrega de los referidos cheques junto a un documento del Departamento del Trabajo en el que se certificaba que se hicieron los pagos adeudados. En la mayoría de los casos los empleados firmaron el documento sin tener conocimiento de qué consistía el mismo.

Anderson presentó en sala la certificación del ayuntamiento al Departamento del Trabajo estadounidense del pago de horas voluntarias de Yordán Centeno.

Aunque reconoció su firma en el documento, el testigo reafirmó que lo vio por primera vez cuando una agente de la Oficina del Inspector General (OIG) que investigó el caso, se lo enseñó.

“No sé cómo mi firma llegó a ese documento”, manifestó.

Al ser preguntado si dejó de trabajar cuando Nazario le entregó el cheque, Yordán Centeno respondió “el compromiso era que siguiera trabajando”.

“Usted creía que el cheque era el pago de su sueldo?”, le cuestionó el fiscal. “No lo creía, él me dijo que ese cheque era mi salario por adelantado hasta que mi contrato fue renovado”, contestó el funcionario.

Luego del cheque de $1,410.05 Yordán Centeno estuvo dos meses y medio sin cobrar su salario regular, según documentos presentados por Anderson.

El testigo detalló que Nazario le instruyó a que reportara las horas trabajadas en una “nómina especial”. Esa nómina era entregada a él o a su ayudante, a quien todos apodaban “doctorcito”.

Yordán Centeno denunció que aunque estaba trabajando, el municipio envió los formularios para que se beneficiara del desempleo.
“¿Alguien lo instruyó a aplicar para beneficios de desempleo?”, preguntó el fiscal. El testigo respondió en la afirmativa.

“Después que apliqué, los llevé a Recursos Humanos”, dijo. Precisó que él llenó la parte de enfrente del documento y personal de Recursos Humanos se hacía cargo de la parte de atrás.

“Hubo una controversia, me llamaron del Departamento del Trabajo porque el municipio no los estaba completando, los estaba dejando en blanco por la parte de atrás. Yo le expliqué al Departamento del Trabajo que era un acuerdo entre el alcalde y yo, que ya me habían adelantado el sueldo y continuaba trabajando porque ya me habían pagado”, acotó.

A preguntas de Anderson sobre si le otorgaron los beneficios de desempleo, el funcionario contestó “eso es así y la señora Claribel se hacía cargo del caso y seguía cobrando los beneficios de desempleo”.

Mientras, Edgar Vega, uno de los cuatro abogados de Nazario confrontó al declarante con la transcripción de su testimonio ante el gran jurado en el 2018.

En esa sesión le dijo al panel acusador que el ponchador de las hojas de asistencia estaba dañado. En su testimonio en sala no mencionó ese dato.

“Estuviera funcionando o no el ponchador el alcalde nos dijo a un cierto grupo lo de la nómina especial”, respondió.
Reconoció que no pudo trabajar entre el 31 de diciembre de 2014 a abril de 2015.

A preguntas de Vega, Yordán Centeno precisó que el ayudante de Nazario, apodado “doctorcito”, fue arrestado en el segundo caso contra Nazario. Este es Edwin Torres Gutiérrez, quien también fue a trabajar con Nazario en su oficina en el Senado.