Inicio Gobierno Bahía de Jobos: masacre ambiental con tala de 732 árboles

Bahía de Jobos: masacre ambiental con tala de 732 árboles

170
0
Getting your Trinity Audio player ready...

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La exsecretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, Carmen R. Guerrero Pérez, emitió un memorial explicativo en el que afirmó que en el 2015 «emitieron órdenes de cese y desista verbales» al advenir en conocimiento de actividades de relleno e impactos al humedal en el área del Camino del Indio, en la comunidad de Las Mareas.

Publicidad

«El equipo de trabajo de la Reserva y personal del Cuerpo de Vigilantes (dirigidos por el sargento Colón) emitieron ordenes de cese y desista verbales. El equipo de la Reserva y los Vigilantes desarrollan informes sobre la construcción ilegal, el relleno de tierra y escombros, y la deforestación en terrenos de la Reserva, los cuales se presentaron ante la Oficina de Asuntos Legales del DRNA el 27 de julio de 2015», informó.

Guerrero Pérez, quien fue secretaria del DRNA entre enero de 2013 y junio 2016, presentó un Memorial Explicativa que detalla las gestiones que realizó durante su incumbencia para que tomara acción con lo que ocurrido en la Reserva de Jobos, en Salinas.

Precisó que el biólogo de la Reserva, en aquel entonces, documentó que «se impactaron y talaron un total estimado de 732 árboles en un área total deforestada de 2,297 m2 (0.57 acres lo que es equivalente a 0.000890625 milla cuadrada)».

«Con el insumo de la Oficina de Asuntos Legales, los Vigilantes, y personal de la Reserva, firmé y emití una Orden de Cese y Desista (no. 15-239-ZMT) el 28 de julio de 2015 contra Guillermo Godreau Veguilla, Santiago Rolón Vázquez, Carlos Manuel García Alvarado, y John Doe. Esta intervención por parte de los Vigilantes para ejercer el Cese y Desista fue coordinada por el comisionado del Cuerpo de Vigilantes, Ángel Cruz, con personal del Cuerpo de Vigilantes del área oeste. El 29 de julio de 2015 se entregó la orden de Cese y Desista a los acusados», indicó.

Tras la orden de cese y desista comenzó un proceso de vistas y visitas al lugar por parte de los agrimensores. Goreau ni sus abogados se presentaron a una citación. “El 6 de julio de 2016 el biólogo M. Muñoz, presentó un informe que incluye todas las violaciones registradas durante estos 10 meses desde que se emitió la Orden de Cese y Desistimiento [Desista]”, indicó.

Guerrero Pérez dijo que como ex secretaria del DRNA invitaba a «hacer una reflexión» sobre lo ocurrido en esa reserva y plantearse un alcance más amplio para atender con diligencia las construcciones sin permisos en la zona marítimo-terrestre en todo Puerto Rico.

Áreas que necesitan acción:

  1. Evaluar la Ley de Reforma del Proceso de Permisos de Puerto Rico del 2009 que crea la figura del “Profesional Autorizado” y permite éstos emitan permisos ministeriales sin el insumo de las agencias especializadas y que establece que los comentarios técnicos del DRNA a permisos no ministeriales no sean vinculantes.
  2. Considerar una nueva Ley de Costas para Puerto Rico que ordene y guíe el uso del suelo a través de toda la zona costanera de la isla tomando en consideración nuestra realidad del siglo 21, al igual que los retos del cambio climático y la equidad ambiental.
  3. Evaluar la asignación de fondos otorgados anualmente al DRNA para asegurar que cubre las necesidades apremiantes de la agencia. Esta evaluación también debe considerar el reciente proceso de reorganización del DRNA y su impacto en la capacidad de manejar la gran diversidad de programas ambientales que maneja, entre otros.

Guerrero Pérez comenzó el Memorial con una descripción en la que destacó que esta Reserva abarca un total de 2,883 acres que integran partes de Mar Negro y Cayos Caribe, una formación lineal de 15 islas de manglares bordeadas de arrecifes que se extienden hacia el oeste desde el extremo sur de la boca de la Bahía de Jobos.

Valor del lugar:

  1. La Reserva sustenta extensos ecosistemas saludables, que incluyen sistemas de praderas marinas, arrecifes de coral, extensos bosques secos, bosques de manglares, salitrales, lagunas y bahías, algunas de estas bioluminiscentes. La Reserva también tiene una gran importancia económica para la recreación marina, la pesca comercial y recreativa y el turismo.
  2. La Reserva es una de las 30 áreas en el Sistema Nacional de Reservas de Investigación Estuarina de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) que están protegidas para la investigación a largo plazo, el monitoreo de la calidad del agua, la educación y la administración costera.
  3. La Reserva de Bahía de Jobos es la única Reserva de Investigación Estuarina de la NOAA en todo Puerto Rico y el Gran Caribe.
  4. La Reserva se estableció en 1981 y se administra en colaboración a través de un Memorando de Entendimiento (MOU) entre el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico (DRNA), que dirige su supervisión y manejo diario, y la Oficina de Administración Costera de la NOAA, que proporciona financiamiento, guías y estándares nacionales, orientación y asistencia técnica al DRNA en el manejo de la Reserva.
Memorial Explicativo - Carmen Guerrero Perez (Ex Secretaria DRNA)