Inicio PORTADA Congregación Siervas de María necesita ayuda

Congregación Siervas de María necesita ayuda

594
0

Por Sandra Caquías Cruz
redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – La congregación de religiosas Siervas de María, en el sector La Rambla, en esta Ciudad, atraviesa un momento difícil en sus finanzas, resaltó Susan Figueroa González, presidenta del Colegio de Profesionales de la Enfermería.

Las Siervas de María se dedican a cuidar enfermos en hospitales y residencias. Son religiosas de servicio activo y cinco de ellas están encamadas. En total hay unas 28 religiosas, quince de ellas, con problemas de salud o edad muy avanzada que necesitar ayudas y cuidos especiales.

Publicidad

“Estas personas todas son enfermeras licenciadas. Muchas de esas enfermeras están dando servicio y van y dan servicio a los hogares, hospitales, y están acompañando a los pacientes, por lo que ellas no cobran”, resaltó la presidenta del Colegio de Enfermeras.

“Hago un llamado a que, si pueden colaborar con ellas, sería de mucha ayuda”, indicó la líder del gremio que agrupa las enfermeras de Puerto Rico.

“Al pueblo de Puerto Rico, y las personas de Ponce, que conoce estas necesidades y saben el servicio que esas monjitas ofrecen, que por favor nos den su ayuda, porque el servicio que ellas dan es muy importante”, indicó Figueroa González.

Uno de los mayores problemas que enfrentan está relacionado a los pagos de servicios básicos como agua potable y energía eléctrica, entre ambos, el pago asciende a unos $2,000 mensuales.

Las personas que deseen dar algún tipo de ayuda a esta congregación pueden comunicarse al Convento 787-842-2336. Las personas también pueden hacer aportaciones a la ATH móvil Siervas Ponce.

Las Siervas de María llegaron a San Juan el 6 de enero de 1887 y cuatro años más tarde, el 25 de marzo de 1891, llegaron a Ponce, donde se establecieron oficialmente el 31 de marzo de 1897.

Iniciaron su labor en el Hospital Damas, donde permanecieron hasta el 1909 cuando pasaron a vivir en la calle Concordia. También estuvieron en la calle de Salud y con el pasar de los años fue necesario erigir un noviciado en el área de las Antillas y determinan establecerlo en Ponce, donde adquirieron un terreno en la extensión La Rambla.

La primera piedra la colocaron el 31 de mayo de 1953 mientras allegaban los fondos se estableció el noviciado en la calle Luna, contiguo al Convento. El convento se ubicó en la urbanización La Rambla y se bendijo el 12 de abril de 1957.

La primera superiora fue la religiosa puertorriqueña María Soledad Sanjurjo Santos, la cual se encuentra en proceso de beatificación. El pasado 31 de marzo se cumplieron 127 años de su ininterrumpida labor -en Ponce- al servicio de los enfermos.