Inicio Gobierno Genera abre las puertas de Aguirre y Costa Sur y se inunda...

Genera abre las puertas de Aguirre y Costa Sur y se inunda de críticas

59
0

Por Sandra Caquías Cruz
redaccion@esnoticiapr.com

 

SALINAS – La Central Costa Sur y la Termoeléctrica de Aguirre, en Peñuelas y Salinas respectivamente, son remodelaciones a corto plazo y la vida útil de estas centrales podría terminar en menos de una década sin que exista un «proyecto energético de País».

Así trascendió en una vista ocular que realizó la Comisión de Proyectos Especiales y Energía del Senado, quienes ayer visitaron ambas centrales generadoras de electricidad para ver los trabajos que allí realizan con una asignación que alcanza los $25 millones.

Publicidad

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago, comenzó la vista criticando que el Gobierno haya puesto al paciente en manos del mismo médico que cometió el «malpractice» y se refirió directamente a los ejecutivos de la privatizadora Genera que en el pasado trabajaron con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

“La única diferencia entre Genera y la Autoridad de Energía Eléctrica es que ahora tienen recursos económicos. Son los mismos empleados, los mismos espacios. Ese mito de la privatización como la respuesta a todo, ha quedado desprovisto”, dijo Santiago.

Resaltó que el dinero (fondos federales) que están llegando los “están usando para proyectos con fecha de caducidad… son proyectos de supervivencia. No son proyectos de futuro, y este es el resultado del abandono en que se dejó a la AEE”.

Dijo que sigue ausente “una noción clara de lo que va a pasar aquí en términos energéticos, en tres o cuatro años, que es el tiempo de vida que le queda a Aguirre. Hay que sentarse a hablar. Este no es un tema liviano; y parecería que la única apuesta es a la salvación individual. A que cada cual tenga sus baterías, sus placas”.

¿Hay esperanza de que esto va a mejorar?, se le preguntó concluida la vista.

“No me parece que hay esperanza mientras esté a cargo de las personas que están a cargo, y parecería un gran diseño para favorecer la salvación individual y para que no exista un proyecto energético de país”, subrayó.

Mientras, el presidente de la Comisión, Javier Aponte Dalmau, inició la vista con críticas a Genera por haber informado en Vista Pública que muchos trabajos que realizarían en estas dos plantas debían estar listo y no lo están.

“Aquí hay un contrato que se firmó hace un año”, dijo Aponte Dalmau, quien insistió en que el contrato es de sumas millonarias.

Genera se defiende

El vicepresidente de operaciones de Genera, el ingeniero David Hernández, ripostó las críticas e indicó que debía aclarar a la Comisión que “el plan de mantenimiento no está atrasado”. Asimismo, explicó que los trabajos fueron diseñados para maximizar los fondos “en capacidad y confiabilidad” del sistema.

Reiteró que Genera está realizando los trabajos y que antes de este fin de semana la Central Termoeléctrica de Aguirre regresa a operaciones y lo mismo ocurrirá dentro de una semana en Costa Sur.

Especificó que las reparaciones en la Unidad 1 de Aguirre, sacada de operaciones para reparar un generador, entrará en servicio el próximo fin de semana “y tendrá un total de 400 megavatios disponibles”.

Mientras, la Unidad 6 de Costa Sur, que salió de operaciones en enero pasado, entrará en servicio la próxima semana con capacidad para 400 megavatios. Costa Sur salió de operaciones para un mantenimiento ambiental que incluyó limpieza de calderas y otras emisiones, labores necesarias para cumplir con los reglamentos de la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA).

Costo de reparaciones:

  • Costa Sur $20 millones de fondos federales.
  • Aguirre $5 millones con fondos de Genera.

El Ingeniero de Genera explicó, antes de mostrar las facilidades, que cuando asumieron el control de las centrales lo primero que hicieron fue “hacer una radiografía del sistema. Cuando entramos, la situación era crítica. Los índices de desempeño de las unidades estaban por el piso”, describió antes de compararlo como cuando “un avión va cayendo”.