Inicio PORTADA La observación de aves: desconectar y relajarse

La observación de aves: desconectar y relajarse

41
0
Getting your Trinity Audio player ready...

Por Bryan Gutiérrez Echevarría

redaccion@esnoticiapr.com

 

La abundancia de árboles en Puerto Rico y la proximidad al océano, en combinación con el clima tropical, crean las condiciones perfectas para la observación de aves.

Publicidad

Desde aves acuáticas y loros hasta cuclillos y currucas, una expedición de observación de aves con un guía local puede producir más de 60 avistamientos en un solo día, y en gran variedad de formas y colores.

Si la observación de estos animales es su pasión o es algo que le transmite curiosidad practicar, no querrá perderse algunos de los senderos para la observación de alados más populares en Puerto Rico:

 

Bosque Estatal de Guánica 

Guánica alberga el bosque seco mejor conservado del Caribe. Puedes disfrutar de caminatas, observación de aves, visitar fortalezas históricas y playas apartadas.

La entrada al bosque es gratuita y está abierta todos los días de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

Foto: Tony Zayas

Con un total de alrededor de 9,000 acres de tierra, la reserva cuenta con 12 senderos diferentes para elegir, con diferentes grados de dificultad. 

Rutas recomendadas:

  1. Vereda Meseta
    • Sendero de ida y vuelta de 10.8 kilómetros.
    • Ofrece vistas panorámicas y es calificado como moderado
  2. Vereda Fuerte Caprón
    • Sendero de ida y vuelta de 10.1 kilómetros
    • Ofrece vistas panorámicas y es bueno para todos los niveles de habilidad
  3. Vereda Ballena
    • Sendero de ida y vuelta de 3.9 kilómetros
    • Bueno para todos los niveles de habilidad
  4. Camino Granados
    • Sendero de ida y vuelta de 3.2 kilómetros
    • Bueno para todos los niveles de habilidad

Es un paraíso para los observadores de aves con una variedad de aves exóticas que prosperan en hábitats cálidos. 

El bosque también es una aventura ideal para los amantes de la naturaleza, ya que la reserva es hábitat de más de 700 especies de plantas, de las cuales unas 50 están en peligro de extinción y unas 15 son endémicas.

////


Nota: Asegúrate de llevar protector solar, repelente de mosquitos y mucha agua.

Comparte fotos o videos utilizando nuestro hashtag #EscapaditaPorElSur.


////

Bosque Estatal Aguirre (Guayama y Salinas)

El Bosque Estatal de Aguirre es un bosque de manglares con lugares para la observación de aves y bonitos senderos para caminar donde se puede recorrer y disfrutar plenamente de la esencia del bosque. En el se han reportado 184 especies de aves.

Suministrada

El hábitat del bosque sostiene a poblaciones de playeros, garzas, pelícanos y aves canoras; algunos ejemplos de éstas son: la yaboa común, pollo de mangle y canario de mangle.

En este bosque se han observado las siguientes aves que están en peligro de extinción o amenazadas: el pelícano pardo, la mariquita, pato quijada colorada y falcón peregrino.

Entre las aves endémicas observadas podemos mencionar: la reina mora, bienteveo, san Pedrito, comeñame, zumbadorcito, zumbador verde y carpintero de Puerto Rico.

Sendero recomendado:

  1. Vereda de Jagueyes
    • Sendero circular de 1.3 kilómetros con tráfico ligero
    • Tiene hermosas flores silvestres y es bueno para todos los niveles de habilidad

 

Bosque Estatal de Cambalache 

El bosque tiene varios senderos de hasta 8.2 kilómetros para caminatas y observación de aves. Además, tiene miradores, instalaciones para acampar y estacionamiento en el lugar. 

En el se observan 45 especies de aves, de las que 34 son residentes y 11 son migratorias. Doce de las 17 aves endémicas que se pueden observar aquí son: pájaro bobo mayor, san Pedrito, zumbador verde, comeñame, bien-te-veo, carpintero, reinita mariposera), reina mora, el múcaro, zumbadorcito, el juí y la calandria.

Suministrada

 

Toro Negro (Jayuya)

La naturaleza en la “Ciudad del Tomate” es impresionante, desde el verdor y los petroglifos que la decoran hasta las frescas y refrescantes aguas del Río Saliente.

Si estás planificando una escapadita de fin de semana en la naturaleza, sugerimos acampar en Toro Negro, un vasto bosque con alrededor de 18 kilómetros de senderos.

Suministrada

En el bosque han sido reportadas 30 especies de aves, incluidas 6 especies endémicas y dos que están consideradas en peligro de extinción.

Rutas recomendadas:

  1. Charco La Confesora
    • Sendero de ida y vuelta de 1.9 kilómetros
    • Tiene un río y es bueno para todos los niveles de habilidad
  2. Charco El Pilón
    • Sendero de ida y vuelta de 4.0 kilómetros
    • Ofrece la oportunidad de ver la fauna y es bueno para todos los niveles de habilidad
  3. Cerro Doña Juana (Camino El Bolo)
    • Sendero circular de 6.3 kilómetros
    • Tiene hermosas flores silvestres y es calificado como moderado

 

Cañón San Cristóbal

El río Usabón -protagonista del Cañón de San Cristóbal- recorre aproximadamente 9 kilómetros y finalmente se une a la cuenca del Río de la Plata en el municipio de Cidra. 

El área natural protegida tiene zonas de amortiguamiento de aproximadamente 1,800 pies de ancho y hasta 800 pies de profundidad en algunas áreas.

Suministrada

Durante el recorrido podrá conocer los hábitats de 695 especies de flora y 144 especies de fauna, entre las que se encuentran más de la mitad de las especies endémicas de aves de Puerto Rico, así como siete especies de reptiles también endémicas.

Sendero recomendado:

  1. Vereda Suñé
    • Un sendero circular de 1.3 kilómetros
    • Tiene una cascada y es bueno para todos los niveles de habilidad
    • Ideal para caminatas acompañados de mascotas