Inicio Política Mujeres Populares aprueban Manifiesto sobre la violencia contra las mujeres

Mujeres Populares aprueban Manifiesto sobre la violencia contra las mujeres

22
0
Getting your Trinity Audio player ready...

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Organización de Mujeres Populares (OMP), grupo organizado bajo los reglamentos del Partido Popular Democrático (PPD), aprobó un Manifiesto en el que se pronuncian sobre la violencia contra las mujeres y niñas.

Publicidad

“Como parte de los procesos que estamos llevando a cabo en nuestra organización, estamos tomando partido en los temas importantes de la sociedad puertorriqueña, y la violencia es uno de ellos, pero particularmente la ejercida contra las mujeres y las niñas”, señaló la presidenta de la organización, Julia Nazario Fuentes.

El texto aprobado lee:

«La violencia contra mujeres y niñas es una violación grave de los derechos humanos, así como una afrenta a la dignidad en su máxima expresión.   Acogemos la definición que establece la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para violencia contra la mujer «todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada».

«Las voces de las mujeres populares se levantan en defensa de todas las mujeres que hoy o en el futuro están siendo víctimas de discriminación, violencia física, violencia verbal, violencia sexual, emocional o trata humana. Ciertamente, ante lo que consideramos una crisis se hace imperativo unirnos al clamor de todos aquellos que creemos que la base para sanas relaciones y un mejor país estriba en el RESPETO.  Desde nuestra perspectiva, no se puede permitir que los que cometan algún acto violento, de cualquier tipo, en contra de una mujer queden impunes».

«Enfáticamente repudiamos cualquier acto de violencia y estaremos atentas a que se cumpla con el reglamento de nuestro partido para que cualquier miembro electo o no electo de nuestro partido, que sea acusado formalmente de un acto violento en contra de una mujer sea sancionado inmediatamente.  Si es un candidato electo que se le separe, sin dilación de los cargos que ocupe en el partido y de ser hallado culpable de tales actos sea expulsado del puesto que ocupe en la estructura del partido. Por otro lado, pedimos que ninguna persona que haya sido acusada de un acto violento en contra de una mujer o de cualquier persona no sea certificado no se le considere bajo ninguna circunstancia para aspirar a un puesto electivo o de cualquier índole dentro de nuestro partido».

«Nuestra organización asumirá posturas claras y se podrá manifestar sin coacción alguna ante un evento de violencia en contra de una mujer, previa notificación al presidente de nuestro partido.  Es importante señalar, que cuando en el caso que la persona contra quien se levanta la acusación sea una agresión a otra mujer, nuestras posturas serán igual de contundentes, pero con un verbo que no degrade y haga más daño a la esposa del presunto agresor. Reconociendo que ‘ambas mujeres se convierten en víctimas’. En caso en que un funcionario o miembro de la colectividad se le acusen por hechos que involucren a una mujer que no sea su esposa, seremos igual de contundentes».

«Las víctimas deben recibir toda la ayuda para “levantarse y seguir adelante”; pero igualmente entendemos que el victimario debe de recibir toda la ayuda psicológica necesaria, ya que de no ser así se repetirá la historia una y otra vez. La violencia contra las mujeres y niñas tiene sus raíces en la discriminación basada en el género y el poder.  Desde nuestra perspectiva hay mucho que hacer desde la educación y las familias.  Por ello nos proponemos trabajar un documento con base científica para presentarlo a nuestro partido y que eventualmente sea presentado como parte de nuestro plan de gobierno».  

«Levantar nuestra voz, procurar que se aplique enérgicamente las disposiciones legales a los victimarios, no es lo único que como partido podemos hacer.  Hay que establecer estrategias efectivas y planes concretos que puedan ser ejecutados, sobre todo en la educación. Hay que trabajar desde el nivel primario con niñas y niños para enseñarles a tener coherencia, criterio y aprender a rechazar conductas violentas y aceptar conductas que propendan al respeto y la igualdad».

«En Puerto Rico hay mucho que hacer para terminar con la violencia de género y nuestra organización se inserta de manera activa en la discusión del tema y siendo parte de todas las mujeres y hombres que entienden que la violencia en contra de las mujeres o niñas no es aceptable venga de donde venga». 

El grupo de mujeres también trabajará en la creación de un Banco de Talentos para cooperar en la educación sobre temas de maltrato.