Inicio PORTADA Ponce lamenta la muerte del maestro Ramón ‘Arroyito’ Arroyo

Ponce lamenta la muerte del maestro Ramón ‘Arroyito’ Arroyo

214
0

Por Sandra Caquías Cruz
redaccion@esnoticiapr.com

 

Ponce amaneció hoy -martes- con la noticia de la muerte del que fue una leyenda como profesor de historia, francés y español en la centenaria Ponce High: Ramón Antonio Arroyo Santiago, mejor conocido como ‘Arroyito’.

La administración municipal de Ponce decretó dos días de duelo por el fallecimiento del educador. Desde hoy -martes 14 de mayo- las banderas ondearán a media asta en todas las instalaciones municipales.

Publicidad

El educador, de vestimenta impecable y quien estuvo 40 años ejerciendo su profesión en la misma aula, siempre dijo que ser maestro fue su vocación no su profesión.

“No es profesión es vocación… Yo me enamoré del magisterio”.

En una entrevista con Isla Caribe, dijo que tenía 10 certificados de todas las ocasiones en que fue electo el mejor vestido entre sus colegas profesores.

Con una estatura que rondaba los cinco pies, Arroyito se abrió paso como un gran profesional por su tenacidad en vencer la pobreza que golpeaba a su familia y por distinguirse en ser un maestro que disfrutaba escuchar y ayudar a sus alumnos.

Arroyito nació en Peñuelas. Era el menor de seis hermanos. Llegó a Ponce luego que su mamá, por problemas de salud, tuvo que trasladarse a esta Ciudad.

Acudía descalzo a sus grados primarios y como no tenía el centavo que debía entregar para almorzar en la escuela, le permitían, a cambio, que se quedara cuando terminara las clases y ayudara en las labores de limpieza, relató en la entrevista. “Nos dejaban lavando los platos del comedor”, recordó el hijo de Modesta Santiago y Francisco ‘Paco’ Arroyo.

“En casa éramos extremada pobre y caminaba descalzo hasta la escuela», dijo. Su inteligencia, tenacidad y deseos de estudiar hizo que a los 15 años completara su escuela superior.

“No tenía dinero para estudiar. Tenía que busca para ayudar a mi familia», relató sobre su vida antes de ingresar a la infantería de Marina en busca de superarse y ayudar a su familia, aunque pensó que debido a su baja estatura no sería aceptado. Lo aceptaron y enviaron a Carolina del Sur. Era la primera vez que salía de Puerto Rico.

El dinero que ganaba lo enviaba a sus familiares y así fue como “las cosas comenzaron a echar pá’lante”, describió. Al culminar la carrera militar se matriculó en la entonces Universidad Católica de Puerto Rico. La Marina le pagaba su carrera universitaria.

Estudió un bachillerato en Historia. Esa fue su materia principal. En los veranos comenzó cursos de francés. Culminó su carrera universitaria con tres concentraciones: Historia, Francés y Español. También aprendió a hablar alemán. En 1959 comenzó como profesor en la Ponce High. Era maestro de francés e historia.

“Yo no le regalo una nota a nadie”, afirmó con orgullo el también reconocido como Maestro del Año. Destacó que el día de la semana que más le gustaba era el lunes «porque ese es el día que voy a encontrarme con los muchachos».

Lamentó el protagonismo que la tecnología tiene en la enseñanza. La describió como que “ha venido a comerle el cerebro a los estudiantes”. Criticó directores de escuelas que no le llaman la atención a los maestros que apenas asisten e imparten clases. “Hay muchos maestros que no dominan la materia”, comentó.

A los maestros le recomendó:

“Sean ejemplo para los demás, porque las cosas buena perduran. Si eres maestros, entrégate a la profesión”.

Descanse en paz Ramón Antonio Arroyo Santiago!!! 🕊️

Al momento se desconocen las honras fúnebres.