Inicio Consumidor Se anticipan cambios en Uber

Se anticipan cambios en Uber

10
0
Getting your Trinity Audio player ready...

Por Miguel Díaz Román

redaccion@esnoticapr.com

 

A principios de enero entró en vigor una ley en California que pretende definir con claridad cuando un conductor es un contratista o un empleado y que sin duda tendrá repercusiones en todos los paises donde opera el servicio de transporte Urber.

Publicidad

Uber y otras empresas de servicios de transporte o de entrega, consideran a los conductores como contratistas.

Pero en California se ha establecido con la nueva ley que si los conductores son contratistas debe estar en control de sus condiciones de trabajo y de las tarifas que cobran por el servicio que ofrecen.

De lo contrario, las empresas como Uber deberán convertir a los contratistas en empleados regulares con todos los beneficios que contempla la legislación federal y estatal.

Ante esa realidad legal Uber ya ha hecho cambios para permitir que sus conductores en California pueden fijar las tarifas teniendo en cuenta tanto la duración como la distancia del viaje, lo que implica que los pasajeros ya no tendrán una tarifa fija.

Además, los conductores podrán saber antes de aceptar un viaje su destino final, en lugar de sólo conocer el punto de partida.

También le han reconocido a los conductores el derecho de rechazar viajes sin penalidades, y se le ha permitido a los pasajeros la capacidad de solicitar los conductores que prefieran.

Se espera que el nuevo esquema legal de California, AB-5, que entró en vigor el 1 de enero, repercuta en todos los paises donde Uber ofrece sus servicios, donde probablemente la controversia sobre si los conductores son empleados o contratistas ha surgido en más de una ocasión.

Uber ha afirmado consistentemente que no es una compañía que provee el servicio de transporte, sino una que conecta a los pasajeros con los conductores.

Esa pieza argumental ha sido, precisamente, la que se ha usado para justificar el nuevo estatuto californiano y que se resume en una simple y corta pregunta: ¿por qué Uber está fijando tarifas si solo se dedica a conectar conductores y pasajeros?