Una docena de policías y sus familias se quedan sin techo tras terremoto

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – El terremoto no discriminó.  Destruyó viviendas y envió a la calle a cientos de familias, entre ellas, una docena de policías estatales que desde ese momento duermen en casetas o han tenido que refugiarse en los campamentos que han establecido los gobiernos municipales.

Adicional a esos policías, hay 71 agentes cuyas residencias sufrieron daños y necesitan reparación, informó la comandante Iris Colón Santiago. 

Entre los policías que perdieron su casa se encuentra Miguel Jorge, familia a la que el huracán María le destruyó su vivienda, y que luego de reconstruirla, la volvieron a perder a causa del terremoto.

Jorge tenía su casa en el barrio Arenas, en Guánica. Desde el martes pasado, cuando ocurrió el terremoto, duerme a la intemperie en un solar desocupado aledaño a la casa de uno de sus tíos, en la urbanización Villa Olimpia, en Yauco.  

«Duermen en una casa de campaña. Ayer le llevamos cuatro catres y hoy otros dos que necesitaban»,  explicó el agente Efraín Burgos, de la Unidad de Relaciones con la Comunidad. Detalló que en esta unidad familiar hay una fémina de 82 años, a quien se le hincharon las piernas por dormir en una silla de playa.

 

El policía Miguel Jorge y su familia perdieron su casa durante el paso del huracán María, la reconstruyeron y volvieron a perderla con el terremoto.

 

«Lo que más asombra de todos estos casos, es que esos policías no han dejado de trabajar. Ellos salen, hacen su turno, y regresan con sus familias», destacó Burgos.  «Aunque han perdido todo, siguen trabajando», subrayó.  

Mientras, la comandante Colón Santiago hizo una cuenta ‘Go Found Me’ para ayudar al policía Nelson Murillo y a su familia, residentes en Guayanilla, cuya vivienda sufrió graves daños a causa del terremoto.

 

 

Si deseas ayudar a la familia de Nelson Murillo puedes cooperar: en la cuenta Go Found Me

Burgos informó que en otro de los casos es un matrimonio en el que ambos son policías: la agente Awilda López y el teniente Waddy Medina, éste último es policía municipal de Yauco.

Las columnas que sostenían la vivienda del matrimonio Medina López resultaron con graves daños y ahora la casa la sostienen las varillas expuestas. La vivienda está en la urbanización Santa Juanita, en Guánica. 

 

Vivienda del la policía Awilda López. (Foto: suministrada)

 

Mientras, dos policías con su familia están acampando en el patio del Cuartel de Yauco debido a los daños que sufrieron sus estructuras, explicó Burgos, quien junto a otros compañeros se ha encargado de llevarles catres y casetas de acampar.   

Las viviendas de otros policías han resultado seriamente afectadas y las constantes réplicas del terremoto poco a poco se encargan de echarlas a bajo e incrementar las grietas en las paredes, informó.

Mientras, el expolicía Sammy Malavé hizo un llamado a los «amigos de sangre azul» que puedan ayudar al capitán César Cintrón Santiago, cuya vivienda tiene grietas en las paredes y ha perdido pedazos de bloques.

Las personas interesadas en ayudar a la familia de Cintrón Santiago pueden comunicarse con Malavé al 787-406-4235.  

El agente Burgos informó que cualquier persona que desee ayudar a estos policías puede llamar al teniente César Román, al 787-284-4040, extensión 1111 u 1112. El número del celular de Burgos es el 787-347-4967.

 

Interior de la vivienda del capitán de la Policía, César Cintrón. Foto: Sammy Malavé