Sweet Caroline: cerveza artesanal elaborada en Coamo

Por Miguel Díaz Román

redaccion@esnoticiapr.com

 

COAMO – Elaborada con los mejores ingredientes alemanes y diseñada en el pueblo de Coamo para capturar al consumidor puertorriqueño, la cerveza artesanal Sweet Caroline aspira a lograr una posición ventajosa en el competido mercado local de cervezas, donde estará disponible en paquetes de seis latas de 12 onzas.

El gestor de este nuevo producto, el ingeniero Juan Carlos Rivera Cruz,  indicó que Sweet Caroline “es una cerveza ligera con un poco más de cuerpo y sabor que las cervezas tradicionalmente comerciales.  Quise traer algo al paladar puertorriqueño con sabor”.

Rivera Cruz dijo que Sweet Caroline es una cerveza del tipo lager, que suelen ser ligeras, suaves, algo espumosas y se sirven frías. El inicio de este proyecto comercial y artesanal comenzó mucho tiempo atrás, cuando Rivera Cruz  se desempeñaba como ingeniero químico en los Estados Unidos y en su tiempo libre elaboraba cervezas en su casa como un pasatiempo.

Luego decidió abandonar su trabajo y regresar a la Isla para establecer una cervecería en la casa de sus abuelos en Coamo. Con una inversión de sobre $150,000 y la ayuda de su esposa Loyda, comenzó a levantar su empresa hace cinco años. Así nació la cervecería Zurc, un nombre que surge de la lectura de su apellido Cruz a la inversa.

Según narró, comenzó envasando la Sweet Caroline en barriles para su distribución en diversos comercios locales  y paulatinamente fue reconociendo que los consumidores le habían concedido un espacio en su paladar cervecero a la Sweet Caroline.

Rivera Cruz confesó que para diseñar su cerveza no utilizó los llamados grupos focales, una herramienta que suelen emplear las empresas para identificar las preferencias de los consumidores.

“Mi grupo focal fue la pasión”, sostuvo.

 “Estoy muy entusiasmado de poder presentar la primera cerveza enlatada de nuestra marca Zurc.  Sweet Caroline fue elaborada con los mejores ingredientes alemanes para lograr un producto de alta calidad. La cerveza es dorada, refrescante, algo maltosa y con un toque dulce”, describió Rivera Cruz.

El nombre de Sweet Caroline se inspiró en el título de la canción homónima que interpreta el cantante Neil Diamond y que también es casi el tema musical del famoso festival cervecero Oktoberfest, que se celebra en la ciudad alemana de Munich y en otras localidades del planeta donde la cerveza es un producto muy estimado.

Rivera Cruz dijo que el huracán María afectó grandemente su proyecto en Coamo, pero con una enorme voluntad y una ayuda de $15,000 que le aprobó la agencia federal para la Administración de Pequeños Negocios, logró encaminar nuevamente su empresa. “Fui a pedir ayuda a Fomento en el gobierno local, pero fue sumamente difícil”, explicó.

Explicó que, tras confirmar que al consumidor puertorriqueño le agradaba su cerveza, decidió incursionar en el gran mercado al detal, envasando la Sweet Caroline en latas de aluminio de 12 onzas. Para el envasado de la cerveza contrató a una empresa en el estado de la Florida donde se elabora también el producto, siguiendo al pie de la letra su llamada «fórmula secreta».

Luego de envasado el producto se importa a Puerto Rico para su distribución a través de los recursos de la empresa B. Fernández & Hermanos. “Estoy agradecido por el respaldo de B. Fernández & Hermanos, quienes nos ayudarán en el esfuerzo por expandir la distribución y poder así llegar a más lugares y deleitar a más personas”, dijo.

Inicialmente la empresa Zurc espera distribuir 20,000 cajas anuales y el precio del paquete de seis cervezas de 12 onzas será de $11.99.

El peculiar diseño de la lata fue ideado por su amigo y socio Omar Matos. El empresario dijo que actualmente su empresa no tiene empleados, pero que el futuro aspira a establecer facilidades para envasar en latas su producto en las instalaciones de Coamo y reclutar el personal necesario.  

Aclaró que en Coamo continúan las operaciones de Zurc, porque allí se elaboración la Sweet Caroline para satisfacer el mercado local que prefiere la cerveza de barril.