Inicio Deportes Voleibol: De Ponce a #Santiago2023

Voleibol: De Ponce a #Santiago2023

13
0
Getting your Trinity Audio player ready...

#SANTIAGO2023EsNoticia

Por Ana Delma Ramírez

redaccion@esnoticiapr.com

 

Publicidad

Esta próxima semana sube a escena la XX Copa Panamericana de voleibol femenino de mayores en el Auditorio Juan “Pachin” Vicéns, en Ponce.

Uno de los resultados de ese evento de voleibol es seleccionar dos plaza para los venideros Juegos Panamericanos de Santiago 2023, que se celebrarán en Chile.

En Chile, el voleibol de ambos géneros será en la arena de O’Higguins, ubicada en Santiago Centro, un pulmón verde de esa comunidad.

La instalación se comenzó a construir para el mundial de baloncesto de 1959 con un aforo de 12,200 asientos para espectadores. Luego se utilizó como escenario artístico, el más importante de Chile.

El voleibol versión femenina se presentará del 21 al 26 de octubre. La versión masculina será del 30 de octubre al 4 de noviembre.

El formato de competición es igual para ambos géneros. Una primera fase de dos grupos con de cuatro equipos.

Los primeros dos equipos clasifican directamente a semifinales. Los segundos y terceros van a cuartos de final, para completar cuatro mejores equipos de grupos.

Los dos equipos que ganen en esa ronda semifinal lucharán el oro. Los que pierdan luchan por medalla de bronce. Habrá ronda de consuelo para definir posiciones.

La División de Prensa de Santiago 2023 indicó que Chile no ha logrado medalla de voleibol en Panamericanos.

Cuba se mantiene como equipo líder en campeonatos panamericanos de voleibol masculino ganados con 5 títulos: 1971, 1975, 1979 (San Juan Puerto Rico), 1991 y 1999.

Brasil ocupa la segunda posición con cuatro títulos: 1963, 1983, 2007 y el de 2011.

Estados Unidos está tercero en títulos conquistados: 1955, 1959, 1967 y 1987. Le siguen Argentina y Venezuela.

En la rama femenina Cuba tiene 9 títulos; segundo está Brasil y tercero Estados Unidos. Le siguen República Dominicana y México.

El voleibol es un deporte donde Puerto Rico crece especialmente la versión femenina. Un deporte que atrae fanáticos y es muy seguido por aficionados en transmisiones de televisión.