“Estamos viviendo el peor momento”

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

GUÁNICA – El alcalde Santos Seda Nazario, está convencido de que este municipio, el más afectado con el terremoto y los constantes movimientos de tierras, no debe desaparecer de los 78 pueblos del país y podría recuperarse de la devastación si recibe ayuda y mira las oportunidades que lo acontecido le representan.

Con ese positivismo, recurrió a las promesas que le hizo a los guaniquenses en marzo de 2019 cuando reiteró su propuesta para la construcción de un hotel, el desarrollo del centro histórico y el enfoque turístico en sectores como Playa Santa.

Seda Nazario, cuya primaria se desvaneció cuando su oponente no completó el proceso de certificación, señaló que a Guánica le tomará recuperarse emocionalmente porque lo acontecido es similar a un duelo, pero la recuperación económica y en infraestructura dependerá de lo que el Gobierno central esté dispuesto a hacer o a facilitar, específicamente en permisología.

Bajo una de las carpas del campamento de refugiados  que estableció el Gobierno, cerca de donde organizaban un concierto religioso para las víctimas y ante el ir y venir de militares y ciudadanos, Seda Nazario y su esposa, Doris I. Tomei Vázquez, se sentó con Es Noticia y habló de sus planes en un pueblo que poco a poco se derrumba.

¿Por qué Guánica no debe desaparecer entre los 78 municipios?

-“Porque Guánica es el pueblo más histórico en todo Puerto Rico. Guánica fue el lugar donde entraron las tropas norteamericanas. En Guánica fue el lugar donde entró Juan Ponce de León, son dos baluartes de lo que es nuestra historia… tenemos el Bosque Seco protegido por la UNESCO, 28 playas, las mejores del Mar Caribe… ¿Qué necesita Guánica? Una inyección al plan de Gobierno que tiene este servidor, a esa planificación que como alcalde he propuesto, pero si no tengo los recursos económicos para arrancar, es difícil”.

¿Piensa que la topografía de Guánica es un impedimento para su desarrollo?

“Al contrario, es una oportunidad grande, porque Guánica tiene lo que Curazao no tiene, lo que Aruba no tiene. Aquí tenemos una laguna que, en algún momento, algunos segmentos de ella se puedan desarrollar. Aquí la agricultura podría ser un mecanismo fuerte de desarrollo económico.

¿Guánica podría desaparecer con todo lo que ha pasado y la gente que se marcha?

“Claro que sí, lo he pensado; por eso estoy tan agresivo, porque en un momento como este, sino existe la sensibilidad de aquellos que pueden tener los recursos ¿cuándo va a existir? Estamos viviendo el peor momento.  Yo creo que a todos se nos estruja el corazón cuando vemos un hermano sufriendo. Cuando vemos un pueblo, como este, que tiene tanto potencial… En la consciencia de cada cual debe existir el: ‘hice algo cuando me tocó o si no hice nada cuando me tocó’”.

¿Cómo piensa desarrollar a Guánica?

“Hay que buscar nuevos modelos para la construcción de vivienda. Creo firmemente en lo que es la construcción en vagones, contenedores reciclados; en lo que es la construcción con nuevos bloques resistentes a sismos 8.5 de magnitud y huracanes con vientos de 200 millas. ¿Qué estoy solicitando? Que el Departamento de la Vivienda acoja este proyecto y en el mismo lugar donde hay una propiedad colapsada, en ese lugar demolemos y rápidamente instalamos cualquiera de esas residencias.

En términos de lo estructural; veo que podemos construir un nuevo Guánica. Veo una pequeña ciudad médica en una de las áreas del casco urbano. El casco urbano está despoblado por completo. Solicito, en primer lugar, construir casas para atender los niños con perlesía cerebral, adultos con Parkinson, Alzheimer, son enfermedades catastróficas; quiero tenerlos en un lugar específico del casco urbano.

Veo tantas personas de la edad dorada afectados, sin vivienda, que va a ser difícil que yo arregle, por eso tenemos que movernos a un nuevo concepto de vivienda y que mejor que égidas. Tenemos que movernos a un nuevo concepto de vivienda.

“En términos de lo que es el turismo y desarrollo económico, estamos trabajando arduamente con el área de El Malecón. Urge que le demos valor añadido. Por eso, estuve presentando lo que era un hotel para el área de El Malecón de Guánica, el cual complemente actividades gastronómicas con actividades en la bahía de Guánica.

Todo esto es de la empresa privada, que ya se han acercado a Guánica. Inversionistas, que aun en esta situación, ven oportunidades, porque habrá quien piense que después de los terremotos no va a haber oportunidades, pero no. Después de los terremotos la gente se vuelve resiliente, aprenden a ver la vida con mayor optimismo.

Guánica es un lugar muy visitado. Es un lugar que siempre ha tenido 3,000 o 4,000 personas en población flotante los fines de semana. a Guánica lo que le hace falta es posicional el turismo”, explicó Seda Nazario.

Seda Nazario insistió en que hasta que no se inicie la demolición de estructuras “no podemos tener un escenario claro” del Guánica que desean reconstruir. Informó que un total de 1,441 casas se afectaron y 185 colapsaron por completo.