Inicio Gobierno Buscan impulsar la conservación del Fortín San Gerónimo

Buscan impulsar la conservación del Fortín San Gerónimo

30
0

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

En búsqueda de preservar la estructura del Fortín de San Gerónimo del Boquerón ubicado en San Juan, la comisionada residente, Jenniffer González Colón, presentó una designación  para convertir la edificación en la primera área afiliada al Sistema de Parques Nacionales localizada en Puerto Rico y la número 31 en toda la nación.

Publicidad

La designación de “área afiliada al Sistema de Parques Nacionales” se consigue mediante el Congreso, estas reciben apoyo administrativo y financiero por parte del Servicio de Parques Nacionales (NPS, por sus siglas en inglés), pero no son propiedad del gobierno federal.

En la medida, la comisionada explícitamente identifica al Instituto de Cultura Puertorriqueña como la entidad de manejo e incluyó lenguaje clarificando que nada en el proyecto autoriza al NPS adquirir la propiedad.

“Nada en esta sección autoriza al Secretario (del Interior) a adquirir propiedad en el área afiliada o asumir responsabilidad gerencial o financiera por la operación, mantenimiento o administración del área afiliada”, lee la medida. Sin embargo, al designar al Fortín de San Gerónimo como un área afiliada, el proyecto autorizaría al NPS a entrar en acuerdos cooperativos para proveer asistencia técnica y financiera para su preservación.

El 22 de junio de 2018 la comisionada visitó el Fortín y convocó a una mesa redonda en su oficina para discutir el futuro y conservación del Fortín San Gerónimo.

Durante el Congreso 117, en el 2021 presentó la misma legislación, que fue llevada a vista pública por el Subcomité de Parques Nacionales, Bosques y Tierras Públicas, donde el NPS expresó su apoyo a la afiliación del fortín.

La medida luego fue aprobada unánimemente por el Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

Según describió el ICP, el Fortín de San Gerónimo del Boquerón se terminó de construir en 1796, esta es la última fortificación de línea de flotación en su estado original de las Américas y propiedad más amenazada dentro del patrimonio militar de San Juan, en especial tras el impacto del huracán María.