Difícil y costosa la carrera para una esgrimista

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – La joven ponceña Emily Del Pilar Colón Cepeda, con 17 años de edad, sueña con clasificar al mundial de esgrima para representar a Puerto Rico, pero antes deberá recaudar unos $3,000 para cubrir los gastos que eso conlleva.

La situación económica para los atletas de la esgrima no es sencilla.

Emily, campeona nacional de esgrima en la categoría juvenil y estudiante de cuarto año del Albergue Olímpico, relató que como único pudiera lograr una beca deportiva para estudios universitarios, en el deporte de la esgrima, es en una universidad extranjera porque en Puerto Rico no dan becas para ese deporte.

Explicó que por eso se mantiene en el deporte de baloncesto porque ya hay dos universidades locales en las que pudiera cualificar para ser becada a estudiar arquitectura o ciencias de la salud.

Emily comenzó a practicar esgrima cuando tenía 12 años. Lo estudiaba en los centros Sor Isolina Ferré. A los siete meses clasificó para representar a Puerto Rico en unos Juegos Panamericanos de Esgrima, desde entonces ha ido a cuatro campeonatos de esgrima.

Llevó la bandera de Puerto Rico a México, Costa Rica, Miami, entre otros países. ahora se prepara para viajar a El Salvador, del 24 al 28 de febrero.

La joven aseguró que no comenzó a estudiar esgrima a menor edad porque no le gustaba la esgrima debido a que le dolían mucho los golpes con el sable.

“No me gustaba. Me dolía y me salían moretones”, dijo.

Además, destacó que se trata de un deporte en el que la indumentaria y el equipo es costoso.

Indicó que aprovecha ocasiones especiales para que su familia le regale la ropa y el equipo que necesita, en la que puede gastar hasta $3,000 solo en uniforme.

Emily practica cinco días a la semana dos veces al día. “Un día que no practique esgrima es un día que no me siento completa”, subrayó.

Explicó que la esgrima le permite relajación y un grado de concentración que se ha convertido en parte de su diario vivir.

La joven recordó que desde los cuatro años le han gustado los deportes y que la primera competencia que ganó fue una carrera del pavo cuando tenía cuatro años.

Emily ha practicado un sinnúmero de deportes y cuando se gradúo de escuela elemental recibió un premio del Presidente de los Estados Unidos por sus ejecutorias deportivas.

La joven, además de practicar deportes, trabaja en el coliseo Juan ‘Pachín’ Vicéns llevando órdenes a los abonados, algunos de los cuales la bonifican con propinas que le ayudan a costear sus gastos deportivos.

Emily también es oficial de mesa en juegos de baloncesto, por lo que genera un ingreso de $10 por juego.

Los que deseen ayudar a Emily pueden comunicarse al 787-906-8317 con Teresita Cepeda.

 

La joven ponceña Emily Del Pilar Colón Cepeda tiene 17 años de edad.