Inicio Gobierno Economía En peligro reembolso millonario a la AEE por pagos excesivos a Whitefish

En peligro reembolso millonario a la AEE por pagos excesivos a Whitefish

3
0
Getting your Trinity Audio player ready...

 

Por Redaccion Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Publicidad

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) no recibirá un reembolso total por los gastos incurridos durante  los trabajos de recuperación tras el huracán María, porque la Oficina del Inspector General del gobierno federal (OIG) determinó que la corporación pública incumplió normas federales al pagar  excesivamente a las empresas Whitefish y Cobra y no supervisar sus encomiendas.

La auditoría de la agencia federal sostiene que la corporación pública cumplió con las normas federales en torno al proceso de otorgamiento de contrato, pero señala que los costos del contrato con Whitefish pudieron haber resultado “irrazonables”.

Debido a esta falla, la AEE se vería imposibilitada de recibir un reembolso total por los gastos en los que incurrió para contratar a Whitefish, cuyo contrato excedió los $300 millones.

«Los costos del contrato de Whitefish podrían ser irrazonables ya que la AEE incurrió en costos mucho más alto que las tarifas que inicialmente Whitefish ofreció. Esto ocurrió porque la AEE no evaluó la razonabilidad de las nuevas tarifas elevadas. Como resultado de esto, parte de los costos del contrato con Whitefish podrían no ser elegibles para reembolso por medio del programa de Asistencia Pública [de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, FEMA]. Además, la AEE está en riesgo de no recibir un reembolso pleno por los costos del contrato con Whitefish», indica la auditoría.

Este sería el primer señalamiento de peso de parte del gobierno federal contra la contratación de Whitefish, que se convirtió en asunto de relevancia nacional en los Estados Unidos, luego de que el prestigioso periódico estadounidense The New York Times publicara varios extensos artículos sobre las irregularidades de la contratación de la empresa por la AEE.

Pero desde la publicación de los artículos no se han tomado acciones legales por las autoridades federales y locales contra los responsables de la contratación. Incluso, en una auditoría la Oficina del Contralor sostuvo que Whitefish cumplió a cabalidad sus obligaciones.

En cuanto al contrato con Cobra, que excedió los $1,200 millones, la Oficina del Inspector General determinó que la AEE incumplió con las guías de FEMA que le requieren supervisar las obras acordadas.

«El programa de Asistencia Pública [de FEMA] obliga a la AEE a que provea un alto grado de supervisión en torno a los materiales y el tiempo determinado en el contrato. Sin embargo, la AEE no supervisó suficientemente el contrato con Cobra. Esto ocurrió ya que Puerto Rico no vigiló las actividades de la AEE para asegurarse de que cumplían con las guías del programa de Asistencia Pública. Como resultado, parte de los costos del contrato de Cobra podrían resultar irrazonables y no serían elegibles para el programa de reembolso de Asistencia Pública», señala la auditoría con fecha del 27 de julio.

La agencia federal también realizó señalamientos contra la administración de FEMA debido a reembolsos que realizó por ciertos gastos en los que incurrió la AEE en el contrato de Cobra. Sostuvieron que el pago realizado a la AEE por dicho acuerdo incumplió con las guías del programa de Asistencia Pública.

“FEMA reembolsó a la AEE más de $852 millones por los costos del contrato con Cobra sin antes confirmar si la AEE proveyó un alto grado de supervisión con el cumplimiento de dicho acuerdo. Adicionalmente, FEMA no determinó si el contrato con Cobra era razonable y elegible para recibir el reembolso de Asistencia Pública. FEMA incumplió con la guías ya que no verificó que si la AEE supervisó las fechas acordadas y los materiales establecidos en el contrato y la razonabilidad de estos. Como resultado, FEMA pudo haber reembolsado a la AEE —por el contrato con Cobra— fondos que son inelegibles al programa de Asistencia Pública», añade el documento.