Helados de licor: innovación de un joven ponceño

PONCE – La mayor motivación que Joshua Moreno Quiles tuvo para lanzar su empresa fue un profesor que no creyó en él ni en su proyecto. El joven de 23 años y quien cursa su último año de arquitectura, tomó una clase de empresarismo donde debía trabajar un producto innovador. Pero cuando Joshua habló sobre su idea, recibió una carcajada por parte de su profesor.

“Yo mencioné en clase que tenía en mente hacer un negocio sobre helados y mantecados de licor.  Ya mi producto estaba creado. Yo había hecho mis propias recetas y mezclas y había logrado congelar el alcohol en paletas de helado. Sin embargo, cuando lo mencioné en clase, el profesor me dijo que era imposible congelar el alcohol. Al explicarle que ya lo había logrado, me dijo que ese negocio no funcionaría porque a nadie le iba a interesar probar un helado o un mantecado de licor, que mejor pensara en otra cosa”, relató el empresario.

Según Joshua, las palabras de su profesor, en lugar de desanimarlo, le motivaron a demostrar que su negocio sí era posible. “Lo que ese profesor no sabe es que lo que hizo fue lanzarme un reto. Yo no podía ni dormir pensando en mi idea y mi negocio. Comencé a crear sabores y pedía a mis amigos que fueran probando y me dieran su opinión. Luego, puse en práctica mis conocimientos de arquitectura para la creación estética de mi marca y la imagen de mi producto. Poco a poco comencé a exponerme”, contó el joven ponceño.

En sus comienzos, Joshua visitaba diferentes playas y llevaba sus helados en una neverita y se anunciaba con una cartulina. “Poco a poco me fui dando a conocer. La gente compraba mis helados, más que nada por curiosidad, pero cuando los probaban les gustaban y venían por más”, explicó.

Al Joshua ver que su producto era bien acogido por los clientes, decidió buscar un local en el centro turístico de Ponce.

“Hoy día cuento con un local y tres empleados. ¿Qué puedo decir? Aquí viene gente de diferentes partes de la Isla para probar los helados. Inclusive, llegan turistas que vienen a conocer Puerto Rico y pasan a probar los helados. Lo mejor de todo es que se van encantados”, dijo el joven.

Entre los principales sabores de mantecado se encuentran los de vino, coquito, Amaretto, Baileys con Nutella, Tequila Rose y Jack Daniel Pralines. En cuanto a las paletas de helados trabajan 4 sabores: Margarita Mango, Don Q Limón con cranberries, Mojito Hypnotic y Piña Colada.

El joven añadió al menú algunos helados sin alcohol como: chocolate, cookies and cream y snickers para que los adultos se sientan en la libertad de ir con los niños o con algún acompañante que no ingiera alcohol. Todos los sabores son creados y elaborados por el empresario.

Aunque Joshua se graduará muy pronto como arquitecto, planifica continuar con su negocio y agradece a su familia por todo el apoyo. Pero, sobre todo, agradece a su profesor por no creer en él.

Puli’s Cocktail Popsicles es una innovación culinaria y empresarial creada por un joven boricua que, en lugar de rendirse ante la crítica, decidió levantarse y atravesar cada uno de sus retos.

Gente como tú que convierten la adversidad en una nueva y maravillosa oportunidad.

Fotos y vídeo: Tony Zayas / tzayasponce@gmail.com