Inicio PORTADA Jeimy Osorio: de Ponce para el mundo

Jeimy Osorio: de Ponce para el mundo

88
0

Por Sandra Caquías Cruz

Fotos: Tony Zayas

redaccion@esnoticiapr.com

 

Publicidad

PONCE – ¿Celia? No, Jeimy. Fue la conversación entre dos personas frente el centenario Parque de Bombas ponceño donde la joven cantante y actriz, Jeimy Osorio Rivera, la misma que protagonizó la serie sobre la vida de Celia Cruz, se tomó varias fotos durante su más reciente visita a la Ciudad que la vio nacer.

Jeimy estaba con su esposo, el actor de nacionalidad argentina, Rodrigo Giménez Cuevas, quienes pasaron las festividades navideñas en la Ciudad Señorial, en la urbanización Jardines del Caribe, la ahora segunda casa de Jeimy. La vivienda principal la establecieron en Los Ángeles, donde ambos se abren camino en la actuación y el canto.

La joven ponceña, quien en tres ocasiones audicionó sin éxito para Objetivo Fama, está próxima a sacar al mercado un disco. Mientras, continúa con sus audiciones para la actuación en el año que recién comienza.

“Hay varios proyectos que también están dispuesto. No se puede hablar mucho de ello”, dijo una de las actrices de ‘Una Maid en Manhattan’ y las novelas mejicanas ‘Porque el Amor Manda’ y ‘Betty en New York’. “Sigo con mi proyecto musical. Estoy terminando mi disco. Estamos trabajando con el cuarto tema, ya estamos masterizándolo. Estamos pensando lanzarlo para primavera, de este año”, adelantó.

Jeimy salió de Ponce hace nueve años en busca de un sueño. Deseaba cantar y trabajar en la actuación, luego de un sinnúmero de comerciales y participaciones que tuvo en su patria. Aprovechó un viaje a ver a una amiga en la Florida y determinó radicarse en Miami, ciudad que apenas conocía y en donde no tenía familia.

Cargaba con los conocimientos que obtuvo en el bachillerato en biología que completó en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Ponce; las clases de música que desde sus cortos 5 años recibió como integrante del Coro de Niños de Ponce; y una cantera de conocimientos que la iba puliendo en comerciales y otras intervenciones para las que fue contratada en Puerto Rico, pero sin preparación en arte dramático.

“El arte dramático como tal, lo estudié con la experiencia. Yo llegue de presentá a todas las audiciones”, dijo.

“Creo que eso fue lo que me dio la seguridad de ir hasta allá (adicionar en Hair Spray). Estaban buscando cantantes negras, pues yo me tiré, sin saber nada de actuación, nada de teatro, simplemente con mi talento. Y cuando me encontré allí, que comencé a ver el proceso. Era un mundo completamente diferente. Y sobre la marcha fui aprendiendo. Ya de ese musical me llamaron para otro, quedé en ese personaje, y ese personaje tenía líneas, hablaba, era uno de los principales, que fue el de High School Musical, y ahí fue que comencé a trabajar un poco más la actuación, tenía el coaching del director, tenía el coaching de amistades que son actores. Ahí fue que me entregaron mi primer libro de actuación, y comencé a tener más clara la idea de qué era lo que estaba haciendo, ahí durante esos años. Yo aprendí en la marcha. Aprendí viendo como mis compañeros se expresaban, como estudiaban, como se dirigían. Siento que la experiencia ha sido enorme”, dijo.

El negro de la piel y llevar un afro la hacía única entre las que audicionaban, y eso le abrió puertas, reconoció.

¿Has sentido discrimen por ser latina y negra?

“Quiero pensar que no, porque soy una persona sumamente positiva y la verdad es que yo, en todos los proyectos, la mayoría de los proyectos donde he audicionado, he tenido la oportunidad de estar.

Ahora que salí a Los Ángeles, que comencé a ver que todavía hay falta de educación en torno a conocer quiénes somos los afrolatinos en los Estados Unidos,  siento que hay falta de información, pero no pienso que sea racismo”.

“Nunca utilice esa carta en mi contra ni para decir que no me quieren porque soy negra. Al contrario, a lo mejor estaban buscando una rubia y yo soy negra, yo entraba al lugar y decía, no importa, yo tengo que lo que tú necesitas. Y con esa actitud; que tu veas mi ser, y veas lo que vengo a ofrecer, es más que suficiente”.

“Para mi esta envoltura simplemente fue lo que utilice para llegar hasta aquí”, expresó.

Jeimy se expresó contenta de que Miss Universo sea de raza negra. “Estoy sumamente orgullosa. Me siento muy feliz de que esa candidata haya llegado hasta ese lugar; un poquito triste porque no ganó Puerto Rico, pero que bueno que ganó una negra, que bueno que le ganó una negra, que bueno que nos están abriendo el espacio que por tantos años, de alguna forma, hemos reclamado.

Para mi es un gran orgullo el que ella, con su mensaje, pueda seguir inspirando a otras niñas a que se sientan valoradas, a que sientan que hay otras personas como ellas, a que puedan apreciar su físico, sus raíces, eso es lo más grande”, dijo.

¿Qué representó la serie Celia?

“La serie Celia me marcó un antes y un después en la vida, porque me hizo entender que para llegar a ser una persona como ella, se necesitan más cualidades humanas, que cualquier otra cosa.

Ella no habría sido la estrella que fue sino hubiese sido humilde, sino hubiese sido respetuosa, sino hubiese sido amorosa, apasionada con su carrera. Ese amor hacia su profesión y hacia su país. Al ella salir de la Isla, y no tener la oportunidad de volver, ella se convirtió en Cuba, y salió a representarlos, aunque no pudiera. Eso para mi es bien importante porque nosotros como artistas estamos representando, no solo a quienes somos, sino un País entero, gente que te ve y se identifica contigo.

El haber tenido la oportunidad de participar en un proyecto, que como protagonista fuera una negrita, que tenía todas las formas de perder, eso fue tan inspiracional para tantas personas, que todavía sigo recibiendo ese amor ese cariño”, respondió.

Precisamente, fue el haber hecho el papel de Celia Cruz el proyecto del que se siente más orgullosa. “Fue mi primer protagónico y aprendí mucho, Ahora entiendo porque los protagonistas son diferentes para ellos. No sabía que un protagonista lleva la energía de un equipo de trabajo, es la persona que todo el mundo depende de ella. Si no llega, se cae la producción. Entender que hay gente que depende de ti, de tu energía.

El desprenderme de Jeimy por un año y ser otra persona que dio tanto amor, yo no me podía quejar, no me podía quejar de frío, no me podía quejar de hambre, yo veía a mis compañeros llegar primero e irse después. No sé, me puso los pies bien en la tierra, entender que este trabajo es igual a otros, lo único que este se proyecta, que sirve para entretener a otros, pero no era más que nadie en ese grupo, yo simplemente era una pieza importante, así como todos los eran”, describió.

¿Cómo te visualizas: cantante o actriz?

“Me visualizo siendo las dos cosas. Siento que como canal de comunicación estoy donde se me necesite, independientemente sea en la actualización o en la música. Me encantaría viajar el mundo con música, poder llevar alegría, un mensaje de unión, de paz.

La música siempre ha sido algo que ha estado en mi vida. Ha sido mi mayor sueño, pero la actuación es la que siempre me ha ido guiando a encontrar mi voz, a encontrar mi música y mi personalidad”, dijo.

¿Cómo te gustaría que los puertorriqueños te vieran?

“Como la negrita que los representa con mucho amor, que hace todo lo posible para que se sientan orgullosos de ser ponceños, de ser puertorriqueños, de llevar esa bandera tan bella, con una cultura bien hermosa. Como alguien que trabaja por la paz, a través de la música la actuación. Que vean que no hay barreras, no hay límites, que siempre estamos a tiempo para comenzar”. 

 

Jeimy se casó hace dos meses con el actor argentino Rodrigo Giménez Cueva.

 

La joven ponceña en tres ocasiones audicionó sin éxito para Objetivo Fama.