Inicio Gobierno Economía No estamos listos para otro huracán

No estamos listos para otro huracán

23
0
Getting your Trinity Audio player ready...

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – No se necesita otro huracán María, categoría cinco, para que Puerto Rico vuelva a vivir las mismas penurias de hace cinco años, explicó el economista Luis Baquero Rosas, del Colegio de Administración de Empresas de la Pontifica Universidad Católica.

Publicidad

La llegada de otro evento atmosférico de envergadura sería más complicado ante el panorama inflacionario que vive la Isla, la pobre infraestructura y una demanda alimentaria que otros países no tienen para suplir.

“El próximo huracán que llegue a Puerto Rico, va a llegar frente a un fenómeno de cambio climático; a un lugar donde la infraestructura eléctrica está totalmente debilitada, frágil. Va a llegar en un disloque con la cadena de suministros. La comida posiblemente se haga más difícil conseguirla y no estamos listos para recuperar nuestra agricultura”, analizó.

La región sur sería una de las más sufridas con un embate de un evento atmosférico porque no solo resistió el paso del huracán María, en su intento por levantarse fue estremecida por varios terremotos, de lo que al presente no se han recuperado del todo; y a eso se sumó el encierro por la pandemia del coronavirus que detuvo el crecimiento y recuperación. “Eso provoca la combinación de tres elementos que impactan el crecimiento y mantenimiento de la actividad económica. No solo hay menos personas”, dijo.

El huracán María generó un problema con el suplido de energía eléctrica que las familias y comercios tuvieron que enfrentar. A eso sumó la pandemia que provocó el final de muchos negocios y una destrucción por temblores de tierra por lo que gran cantidad de la población decidió hacer sus maletas y migrar, planteó.

El economista planteó que, tras el paso del huracán, muchos negocios abrieron sus puertas, pero tuvieron que ajustarse a una nueva realidad con una pandemia que le confirmó que para mantenerse tenían que reinventarse. Citó como ejemplo el sector del turismo.

Explicó como los turistas comenzaron a demandar otro tipo de hospedería que no fueran los grandes hoteles. Ahí la tecnología jugó un papel importante.

Los turistas optaron por hoteles o viviendas con mayor privacidad, pequeñas, con ambiente familiar y dispersas por todo el país, como el caso de la AirBB que ofrece una plataforma electrónica para hacer reservaciones.

“Recuperamos el turismo, lo que no recuperamos fue el turismo que va a un hotel. Llegó el nuevo turista que quiere quedarse en los campos, por ejemplo”, señaló.

Empero, en otros sectores de la economía queda mucho trabajo y citó como ejemplo la agricultura. Explicó que cuando surgió la situación del huracán María teníamos una agricultura pequeña y los puertorriqueños dependían de productos del extranjero, pero la pandemia mostró que un trastoque en la cadena global afecta y provoca un disloque en la cadena de suministros.

“Ahora, con esta nueva realidad y preparándonos para otro posible huracán, se habla de que empecemos a reactivar esas industrias, por ejemplo, la industria avícola, la industria del huevo, de las carnes; para que así estemos listos”, advirtió.

Además, explicó que, en el sector comercial, son tres eventos con un duro golpe al comercio y que de un cuarto evento difícilmente puedan reponerse y si antes de que ocurra no han tomado medidas. “Creo que a un empresario al que se le destruyó una facilidad con el huracán, que estaba pensando reactivarla y ocurre un temblor; y luego sigue con la idea, y llega la pandemia, pues se desalienta”, dijo.

Explicó que cuando el paso del huracán María hubo herramientas para reactivar la económica porque la ayuda llegó, pero no se debe depender de eso porque pudiera darse que del exterior no llegue porque hay países que ya no cuentan con esa producción.

“María demostró que era importante tener suministros, pero la pandemia demostró que es importante no depender de países extranjeros y ahí está el aprendizaje del pueblo de Puerto Rico”, dijo.

“La ciudadanía aprendió, pero el Gobierno no aprendió y sigue con la burocracia de los procesos de recuperación y esa burocracia es la que ha hecho que muchos no estemos preparados”, dijo.