Inicio PORTADA Piden ayuda para padre e hijo a los que el huracán María...

Piden ayuda para padre e hijo a los que el huracán María le detruyó la casa

15
0

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

PEÑUELAS – Los estragos del huracán María en la zona rural están latentes en viviendas como la de Leonardo Rosario Colón y su hijo.

Publicidad

La estructura está en la guardarraya del barrio Quebrada Limón, en Ponce, y el barrio Rucio, de Peñuelas. Justo en un sector que llaman Calvache, explicó Isidro Colón Saló, líder comunitario del barrio Quebrada Limón, en Ponce. Calvache es al final del barrio Quebrada Limón.

El huracán María tiró al suelo la vivienda de esta familia, eso fue hace casi tres años.

Rosario Colón y su hijo Leonardo Rosario Torres, junto a vecinos que le regalaron pedazos de maderas y otros materiales de construcción, lograron levantar cuatro paredes en el que tienen sala, cocina y dormitorio, junto a lo poco que han conseguido tras el huracán María.

Ambos hombres trabajan en la agricultura y limpieza de patios. Con el dinero que consiguen, Rosario Colón paga la pensión de su única hija, explicó Colón Saló.

“Ellos están a la merced de quien le dé una mano”, dijo Colón Saló, quien tomó un vídeo para solicitar ayuda para esta familia.

Destacó que, a días de que inicie la temporada de huracanes, le preocupa que padre e hijo estén viviendo en esas condiciones porque la estructura no resistiría fuertes vientos y volverían a perderlo todo.

La vivienda tiene los servicios de agua potable y energía eléctrica. También algunos enseres del hogar.

Colón Saló destacó que se comunicó con el senador Luis Berdier y éste supuestamente se comprometió en ayudarlos, pero nunca los visitó.

“Esta familia vive en pobreza extrema y solos”, describió el líder comunitario. Los que deseen ayudar a esta familia pueden comunicarse con Colón Saló al 787-487-8991.

 

Padre e hijo viven entre cuatro paredes que levantaron con ayuda de vecinos y en las que tienen las pocas pertenencias que consiguieron luego que el huracán María les destruyó lo que tenían.