Queda inscrito un partido identificado con el fundamentalismo religioso

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Cuando apenas faltan once meses para la elecciones generales la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) certificó ayer al Proyecto Dignidad, un nuevo partido político cuyo liderato está identificado con el movimiento religioso fundamentalista, que se ha caracterizado por favorecer la aprobación de leyes que han provocado el rechazo de la comunidad LGBT y de sectores que defienden los derechos civiles.

El presidente de la CEE, Juan Dávila Rivera, anunció ayer que Proyecto Dignidad quedó inscrito  tras entregar 58,509 peticiones de endosos, de las cuales fueron validadas 47,856. La cantidad de endosos necesarios para incribir un partido por petición es de 47,406.

“La esperanza del cambio comienza por decidir cambiar. La misma comienza por buscar hombres y mujeres honestos, que no vivan de la política, que tengan credibilidad y trayectoria, para quienes servir implique sacrificio”, expresó el cardiólogo César Vázquez Muñiz, presidente y fundador de Proyecto Dignidad.

“Hay oportunidad de dirigir a Puerto Rico hacia un camino de excelencia. En poco tiempo ya hemos recibido el apoyo de muchas personas que anhelan un cambio. También invitamos a aquellos que aún no nos conocen, a que nos den la oportunidad de presentarle nuestras propuestas”, insistió el licenciado Juan Frontera Suau, vicepresidente y asesor legal de la organización.

Vázquez Muñiz sostuvo que Proyecto Dignidad se solidariza con la situación que experimenta el país debido a los sismos recurrentes en el suroeste y al desasosiego causado por el manejo de la emergencia.

“Lamentamos profundamente el dolor que atravesamos todos los puertorriqueños en este momento histórico y las pérdidas que han sufrido muchas familias y comunidades de la región sur de Puerto Rico. Nos unimos al llamado para que como individuos e instituciones continuemos participando en el esfuerzo de ayudar a aquellos que en este momento enfrentan el desasosiego y la incertidumbre”, indicó el líder religioso.