Religiosos piden al Gobierno que atiendan las víctimas del terremoto

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El Concilio de Iglesias de Puerto Rico hizo un llamado al Gobierno a “actuar según las exigencias de los tiempos” y específicamente se refirió a suplir las necesidades de cientos de familias afectadas por los sismos.

“Las necesidades de la gente tienen que ser lo prioritario; establecer procesos que agilicen los procesos para aliviar la vida de las personas, familias y sociedad. Se hace necesario que los gobernantes sean sensibles, así como ágiles en la atención a la problemática que abate a las familias desde hace más de un mes”, expresó el organismo en un comunicado de prensa.

Destacó que la sociedad puertorriqueña “resiente el trato que reciben las familias y que no puedan sentir que hay un plan efectivo para atender sus apremiantes necesidades”.

“El pueblo necesita tener claridad sobre lo que el gobierno ha de realizar a favor de las personas damnificadas. La ausencia de trasparencia en las comunicaciones aumenta la inseguridad en los servicios que se reciben”.

“La problemática social tiene que ser atendida con sensibilidad, eficiencia y que se sienta un trato respetuoso y digno”.

¿Cuál es la respuesta?, preguntaron. “Desde las iglesias hemos respondido inmediatamente, seguimos estando presentes y con planes orgánicos de ayuda. Queremos colaborar con el gobierno, para ello se tiene que dialogar y planificar, estamos dispuestos a ello. Pero no percibimos que ello se esté dando, seguimos esperando, porque estamos dispuestos/as a dialogar, seguir ayudando y presentar nuestras ideas”.

Explicaron que algunas personas perciben que se está dando la misma situación que vivió el país tras el paso de los huracanes del 2017 y que desembocó en la renuncia del gobernador. ¿Es lo que queremos?, preguntaron.

“Nuestro llamado al gobierno, territorial y federal, es para que se tomen decisiones que ayuden a aliviar la angustia y la desesperanza. Para ello el gobierno tiene que ser valiente, transparente y permitir la participación y el diálogo con todos los sectores”.

“Que se comiencen a reubicar a las familias (alquiler subsidiado, casas reposeídas); demolición, recogido y construcción (preparar ‘contenedores’ como casa temporera, modelos seguros en diversos materiales; etc.); apertura de facilidades para educar y brindar seguridad a las familias (el gobierno y la empresa privada las tienen)”, señalaron en el escrito que firmó Felipe Lozada, presidente de la Junta de Directores.