Inicio PORTADA Sepultan a joven embarazada que fue asesinada

Sepultan a joven embarazada que fue asesinada

17
0

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La joven embarazada Keishla Rodríguez Ortiz fue sepultada hoy en el cementerio Los Ángeles Memorial Park, en Guaynabo, durante un concurrido acto en el que vivieron escenas de profunda tristeza.

Publicidad

Los restos de Keishla llegaron al camposanto -al filo del mediodía- en una calesa blanca de dos caballos también blancos.

Keishla, de 27 años, fue asesinada hace una semana y su cuerpo encontrado días después en la laguna San José. El boxeador Félix Verdejo se encuentra en el Centro de Detención (cárcel federal) en Guaynabo, acusado por este crimen.

Camino al cementerio, la caravana fúnebre se detuvo frente al residencial Villa Esperanza, donde la comunidad improvisó un altar con carteles y flores, mientras se escuchaba grabaciones con mensaje dirigidos a Keishla.

Decenas de autos acompañaron a la familia hasta el cementerio lo que formó una larga caravana fúnebre.

A pocos metros del camposanto, los esperaba el carruaje. La hermana de Keishla se sentó justo al lado de la mujer que dirigía el carruaje. Al aproximarse al cementerio fue la madre de la occisa la que ocupó ese lugar.

La mamá de Keishla cargaba una paloma blanca en sus manos mientras decenas de personas sostenían globos y flores.

En las expresiones de duelo, el pastor Neftali Díaz, citó la Biblia y resaltó que «aprovechemos el tiempo que Dios nos da en la tierra para amar a la gente. Abrazar a los seres queridos». El pastor se dirigió a la familia de la joven y le dijo que serán la voz para el mensaje de que no muera otra mujer a causa de la violencia.

Durante el duelo, el padre de la joven fue el que se dirigió a los presentes y les agradeció su apoyo. «Ha sido duro, pero ella no nos quiere ver triste», expresó el padre de Keishla, José Rodríguez.

«El que conocía mi hija conocía su corazón; un ser de luz. Será para mi, mi niña bonita. Ella va a ser la reina de mi corazón», dijo antes de que la familia pidiera un espacio para despedirse. La mamá de Keishla fue sacada del lugar para recibir ayuda de paramédicos.