Inicio Gobierno Ya es delito amenazar con revelar material sexual explícito

Ya es delito amenazar con revelar material sexual explícito

33
0

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El gobernador Pedro R. Pierluisi convirtió en ley el Proyecto del Senado 729 que convierte en un delito menos grave el amenazar a otra persona con difundir, divulgar, revelar o ceder material sexual explícito de la víctima a terceros, mediante cualquier tipo de comunicación electrónica.

Publicidad

La medida, por solicitud del Departamento de Justicia, incluye la temeridad como elemento subjetivo del delito, establecieron agravantes y atenuantes.

Con esta nueva ley busca proteger a poblaciones vulnerables que pudieran ser víctimas de esta conducta delictiva y facilita el trabajo del Ministerio Público ante los tribunales.

Si esta conducta se lleva a cabo para extorsionar u obtener cualquier tipo de lucro, se incurrirá en delito grave con pena de cárcel fija de ocho años.

Del convicto ser reincidente, el Tribunal deberá ordenar su inscripción, en el Registro de Personas Convictas por Delitos Sexuales y Abuso Contra Menores como ofensor sexual Tipo 1.

Buscan combatir lavado de dinero

Pierluisi también convirtió en ley dos Proyectos de Administración (94 y 95) para fortalecer la fiscalización de las entidades bancarias y financieras internacionales en la Isla y así brindar mayores herramientas para combatir el lavado de dinero.

Ambas medidas, Proyectos de la Cámara 1699 y el Proyecto de la Cámara 1700, buscan robustecer el esquema regulatorio y fiscalizador para combatir el lavado de dinero incluyendo la facultad de revisar y hacer investigaciones para el cambio de control.

  • Permite a la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF) hacer investigaciones para el cambio de control de las entidades, emitir órdenes de cese y desista y órdenes para mostrar causa.
  • Da paso a la OCIF a realizar Memorandos de Entendimiento e iniciar procedimientos de conformidad con las Leyes de Procedimiento Administrativo Uniforme, entre otros.
  • Faculta a la OCIF a imponer multas, restituciones y sanciones administrativas por violaciones a esta ley, a los Reglamentos de la OCIF y sus respectivas Órdenes.

Además, podrá -en el proceso de cese y desista o de liquidación involuntaria de la entidad financiera internacional- contratar y nombrar un síndico que se encargue del proceso de liquidación involuntaria.

De hecho, la OCIF podrá investigar a todos los accionistas o tenedores, directos o indirectos, de cualquier participación en el capital de estas entidades financieras para satisfacerse de la legalidad de sus fondos.

De igual forma, y al enmendar la Ley Reguladora del Centro Bancario Internacional se aumenta el cargo para solicitar y renovar la licencia, se aclara que el proponente será el responsable de los gastos de investigación que se generen como consecuencia de su solicitud y aumenta la cantidad de activos libres de gravámenes o garantías financieras.

Asimismo, aumentan los derechos de licencia anual por oficina, se atempera el requisito de capital pagado, se establece un cargo por transferencia de control de más de un 10 por ciento y se dispone el procedimiento de reconsideración y revisión judicial para atender cualquier denegación de permiso o solicitud de licencia, entre otras disposiciones.

Tanto la OCIF como la Asociación de Bancos se expresaron a favor de ambas medidas, se informó en un comunicado de prensa.

Otras medidas firmadas por el gobernador son:

  • Resolución Conjunta del Senado 344 – reasigna $10 mil de la Resolución Conjunta 315-1994 al municipio de Vega Baja para realizar obras y mejoras permanentes.
  • Resoluciones Conjuntas de la Cámara 491– designa la carretera PR-362 del barrio Minillas en San Germán con el nombre de Isaac Llantín Ballester.
  • Resoluciones Conjuntas de la Cámara 428 – designa el camino que da acceso al sector Los Orama en Jayuya con el nombre de Marcelino Orama.
  • Proyecto de la Cámara 1589 – declara el segundo sábado de febrero de cada año como el ‘Día del Cine Puertorriqueño’.