Inicio COVID-19 2020: Una mirada a lo que trastocó en el sur

2020: Una mirada a lo que trastocó en el sur

22
0

Por Sara R. Marrero Cabán

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – Los sucesos del 2020 no tienen precedentes. Máxime, en la vida de los puertorriqueños sureños.

Publicidad

A solo siete días de que se cumpliera el nuevo año, un terremoto de magnitud 6.4 arrebató la zona en el amanecer del Día de Reyes, afectando principalmente a Ponce, Guánica, Guayanilla, Peñuelas y Yauco.  El sismo y sus recurrentes réplicas pulverizaron  cientos de edificios, casas y escuelas, dejando a miles sin hogar y obligándolos a albergarse bajo carpas a merced del sofocante sol.

En Guánica, los sismos destruyeron cada uno de los planteles escolares, convirtiendo al municipio como la única jurisdicción norteamericana sin una estructura para congregar a alumnos. El pueblo también perdió su casa alcaldía, todas las capillas católicas y los parques de pelota Roberto Alberdeston y La Joya de Santa Rita.

Para la reconstrucción del pueblo, la Junta de Control Fiscal asignó $18.6 millones para la demolición y limpieza de 120 de las más de 300 propiedades que requieren ser demolidas. Con un adelanto de $5.4 millones de esta asignación, el municipio logró en septiembre la demolición de una sola casa ubicada en el centro urbano. Hasta la fecha, no se ha demolido ninguna otra casa.

En Guayanilla, solo la Escuela Segunda Unidad Gloria María Borrero no tuvo daños significativos en su estructura. Asimismo, hay cerca de 800 casas que requieren ser demolidas o fortalecidas y la histórica Iglesia Inmaculada Concepción continuamente cae en pedazos con cada pequeño remezón que sacude la región.

Por otro lado, el temblor desplazó la costa guayanillense 5.5 pulgadas, o 14 centímetros, bajo el mar, inundando específicamente las residencias en la comunidad El Faro.

Según la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, en inglés), el desplazamiento ocurrió al oeste de Ponce y en dirección hacia Guayanilla, cerca del epicentro del movimiento telúrico ubicado en la latitud 17.9578 y longitud -66.8113.

“El terreno parecía desplazado hacia abajo y ligeramente hacia el oeste”, explicaron los expertos de NASA al estudiar la zona.

Para la recuperación de todo el área afectada, la Oficina Central de Recuperación y Reconstrucción (COR3) detalló que se han asignado $542,365,724 para rehabilitar los 33 municipios incluidos en la declaración de desastres de la isla. De esta cantidad, $497,768,924 fueron asignados por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) y $253,473,283 han sido desembolsados ($229,331,722 de FEMA).

La dilatación de la reconstrucción no ha sido lo único que ha trastocado al sureño. Sino, en su momento de mayor necesidad, un grupo de ciudadanos encontraron un almacén en La Guancha de Ponce repleto de suministros sin repartir desde el paso del huracán María sobre Puerto Rico en el 2017. Entre estos artículos, hallaron botellas de agua expirada, catres, toldos, sábanas, pañales y guantes.

COVID-19 causa dolor

La gobernadora Wanda Vázquez Garced declaró -en marzo de 2020- un estado de emergencia y firmó una Orden Ejecutiva con la llegada del coronavirus a suelo puertorriqueños.

Con la llegada de la pandemia, la ciudadanía enfrentó un cambio en su estilo de vida. El gobierno reguló las salidas de los hogares y la apertura de comercios. Meses siguientes, con el alta y baja en los casos y decesos, las flexibilizaciones y restricciones de ciertas medidas. Al final del año volvieron a implementar las restricciones severas como respuesta de un repunte de casos.

El Departamento de Salud contabilizó que, para el martes, 22 de diciembre, este virus cobró la vida de 1,150. Sobre 70 de esas muertes eran personas provenientes de la Región de Ponce, informó Salud.

La Ciudad de Ponce registró la mayor cantidad de muertes, con 24 defunciones relacionadas directamente al SARS-CoV-2, virus causante de la enfermedad COVID-19. Mientras, Adjuntas, Peñuelas y Arroyo reportaron una muerte por municipio.

Desde marzo al 30 de noviembre,  las muertes de personas sureñas corresponden a: Guánica (4) • Yauco (6) • Adjuntas (1) • Guayanilla (2) • Peñuelas (1) • Ponce (24) • Juana Díaz (11) • Villalba (3) • Coamo (4) • Santa Isabel ( 5) • Salinas ( 4) • Guayama (5) • Arroyo (1) • Jayuya (3) • Patillas (3).

Luego de nueve meses enfrentando la pandemia, aterrizaron las vacunas de la empresa Pfizer y el 15 de diciembre comenzó la esperada vacunación en el Sur. El  primer vacunado en Ponce fue el enfermero Luis Ortiz, de la Sala de Emergencias del Centro Médico Episcopal San Lucas. Al igual que los temblores, el manejo de la emergencia de salud no estuvo exento de escándalos políticos, ya que se reveló que el gobierno invirtió aproximadamente $38 millones en la compra de pruebas fatulas  para detectar la enfermedad. De igual modo, el laboratorio Quest Diagnostics, contratado por el gobierno, arrojó sobre 40 falsos positivos de pruebas confirmatorias al virus efectuadas en Ponce y Cayey, poniendo en duda la veracidad de las miles de pruebas evaluadas en dicho laboratorio.

Cambio de mando

El manejo de los desastres recientes y la pandemia resonó notoriamente en las mentes de los electores el pasado 3 de noviembre. Por ende, Guánica, Ponce, Guayanilla, Adjuntas, Patillas, y Santa Isabel tendrán nuevos mandatarios a partir de enero de 2021.

A pesar de que en Guánica 2,041 personas eligieron por nominación directa al candidato independiente Edgardo Cruz Vélez como su próximo alcalde, la pugna por quién tomará el mandato continuaba, ya que la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) no había certificado un triunfador.

Por su parte, el candidato por el Partido Popular Democrático (PPD), Ismael “Titi” Rodríguez Ramos, se autodenominó victorioso el jueves, 22 de diciembre, pese a que la CEE no lo había informado y en su página electrónica  reflejaba que un proceso sin finalizar.

Mientras, en Ponce hubo un cambio de mando. Los ponceños buscaron otra opción para liderar al pueblo al otorgarle al líder popular Luis Irizarry Pabón 28,728 votos (62%), eliminando del mandato a la alcaldesa María “Mayita” Meléndez Altieri del Partido Nuevo Progresista (PNP), quien estuvo al cargo por tres cuatrienios.

La administración municipal de Guayanilla también tendrá un cambio. El novoprogresista Raúl Rivera Rodríguez derrotó al alcalde Nelson Torres Yordán con 4,748 (56.36% votos). Semanas después, Torres Yordán renunció a la alcaldía.

En Adjuntas, José Hiram Soto Rivera del PPD obtuvo un 50.61% de la aprobación de los electores, o 4,125 votos, con los que derrotó al alcalde penepé Jaime Barlucea.

La alcaldesa electa en Patillas es Maritza Sánchez Neris, quien acaparó 3,459 votos (47.42%). Mientras, Rafael “Billy” Burgos Santiago ganó en Santa Isabel tras recibir 4,510 votos (50.31%).