Inicio Deportes Arraigado el deporte del tenis en hermanas ponceñas

Arraigado el deporte del tenis en hermanas ponceñas

153
0

Por Ana Delma Ramírez
redaccion@esnoticiapr.com

 

Las hermanas Daila y Patricia Rosado Sánchez, de 11 y 12 años respectivamente, comparten su pasión por el deporte del Tenis. Lo comenzaron a practicar cuando apenas tenían cinco y seis años.

A su corta edad han tomado esta entrega con disciplina, constancia y metas muy definidas.

Publicidad

“Quiero ser tenista profesional”, expresó Daila, la más picoreta. Mientras, Patricia, a quien hay que extraerle las palabras, reafirmaba con su cabeza que ella tiene la misma intención.

Sus modelos, las hermanas tenistas Venus y Serena Williams, están presentes en cada paso que estas chicas dan en el mundo del Tenis.

Las niñas tenistas mantienen una rutina exigente, digna de admiración. Estudian en nivel intermedio en el colegio Povea. Desde las cinco de las 5:00 pm. a 9:00 pm. se la pasan tomando clases de tenis y practicando en una de las canchas privadas de Ponce, con el entrenador William Ortiz, casi diariamente.

Ambas venían del mundo del ballet. Sin embargo, cuando tenían 3 y 4 años les compraron una paleta de playa con su bola, juguete que definió su inclinación a este deporte.

“Un amigo que jugaba tenis las vio en sus juegos con la paleta, me dijo, ‘llévalas a tomar clases de tenis, son muy buenas; tienen talento, ve con William Ortiz’, lo hice y hasta hoy no hacen otra cosa”, dijo Josuan Rosado, padre de las tenistas.

Su entrenador William Ortiz, discípulo de Dimas Méndez, explicó que en su academia Tennis Academy, en el Complejo Deportivo de Peñuelas, tiene actualmente 15 alumnos, la mayoría de Ponce. Otras cinco son de Peñuelas. Comentó que la región Sur tiene aproximadamente tres entrenadores certificados. No hay muchas canchas disponibles.

“A cualquier persona que tenga ética de trabajo, y habilidades puede aprender Tenis, estas hermanas las presento como ejemplo de desarrollo. Se han superado a pasos agigantados. Actualmente son reconocidas, Patricia es invitada a torneos debido al ranking que ha conseguido y Daila le sigue sus pasos”, dijo.

Las niñas residen en Punto Diamante.

Estas hermanas han roto estereotipos, pues se asocia el deporte del Tenis con atletas de alto nivel económico.

Sin embargo, su padre Josuan, y su madre dominicana Ysbeida Sánchez, son trabajadores de diferentes sectores como construcción y servicio al cliente en un restaurante de comida rápida.

No empecé a los obstáculos que se le presentan, el desarrollo como tenistas es impactante. Han sido invitadas al campamento en Puerto Rico de la Academia del reconocido tenistas Rafa Nadal. Han estado en campamentos en Isla Verde, Dorado, y otras experiencias competitivas de alto rango, así como torneos privilegiados.

Urgen de un apoyo de “Preparador Físico” que les ayude en un entrenamiento especializado individual. En ocasiones juegan con adultos y logran ponerlos en aprietos.

Eso le ayuda a subir de nivel.

Daila y Patricia son, sin duda, una esperanza de tenistas para nuestras delegaciones futuras en eventos internacionales, donde en los últimos años hemos acudido sin tenistas a Juegos Centroamericanos y del Caribe, a Panamericanos (incomprensible) luego de la medalla de oro de Mónica Puig.

Siempre inspiradas en las hermanas Venus y Serena Williams, estas prometedoras tenistas se hacen llamar “Las Rosado Sánchez Sisters”.

En el reglón académico sobresalen con altos honores. Patricia se inclina por ser veterinaria y repostera. Dalia desea estudiar biología marina, así como diseño de ropa deportiva casual.

Ambas cuentan con el apoyo de sus padres, así como el de su hermano mayor Josiel Rosado Sánchez, quien tiene 14 años y estudia el noveno grado. El jovencito, desde sus tres años practica béisbol, juega con un equipo de la urbanización Las Delicias, en Ponce.

Es un bateador ambidiestro. Éste también tiene claro que llegará a las Grandes Ligas.