Icono del sitio Es Noticia PR

En tiempos de pandemia: entrenamiento individualizado a los pequeños

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – La pandemia del coronavirus obligó a Paola García a modificar el entrenamiento de baloncesto que todo el año ofrece a los niños y para ello diseñó un programa individualizado en el que ofrece las clases de forma individual o a grupos de hermanitos.

La joven baloncelista, maestra de educación física durante el año regular, explicó que con la suspensión de las clases y la llegada del verano muchos padres se le acercaron interesados en que sus hijos continuarán sus clases de baloncesto y determinó, durante el verano, ofrecerlas individuales y bajo la supervisión directa de los padres.“Cogerlos en grupo no es lo permitido ni lo ideal”, dijo.

Las clases son de una hora en una cancha bajo techo, pero sin paredes. Los niños deben llegar a la cancha con una mascarilla puesta y todo el tiempo estar acompañado de uno de sus padres. Paola se mantiene todo el tiempo con mascarilla y usa ‘face shield’.

Entre las medidas que ha establecido para evitar el contagio de coronavirus está lavarse las manos varias veces durante la hora de entrenamiento. Desinfectar antes y después del entrenamiento los blones utilizados.

También utilizan desinfectante de manos. Cada niño debe llevar el agua va a tomar. Nadie debe tener contacto con el menor con excepción de sus padres. “Después de la pandemia, nada es igual”, describió.

Paola primero da las instrucciones al niño, tanto de los ejercicios como de las jugadas que debe realizar y se mantiene dándole las instrucciones de qué el niño debe hacer.

El niño se quita su mascarilla para hacer los ejercicios y las jugadas, pero no tendrá ningún otro jugador y solo la supervisión de Paola y de sus padres. Los niños tienen entre 6 y 15 años.

“El tenerlos individuales me permite reforzar en las debilidades de cada uno”, destacó Paola. No los pongo a competir. Trabajamos destrezas individuales. “La enseñanza-aprendizaje es más fácil. No es lo mismo cuando tiene un grupo de 12 nenes”, comparó.

Solo en el caso de hermanitos o miembros de la misma familia, con el consentimiento de los padres, le permiten que jueguen juntos sin la mascarilla. Los padres no pueden abandonar la cancha en ningún momento.

“Los mismos nenes me dicen, ‘estaba bien gordito antes y he rebajado’, ‘los días que no me traen camino por el parque”, dijo.

Paola, quien lleva una agenda de sus estudiantes, indicó que tiene dos niños autistas y que ellos se han desempeñado muy bien en las clases individuales. Adicional, enfatiza en los padres la importancia de alejar a sus niños, lo más posible, de los videojuegos.

Paola destacó que una vez termina las practicas se abstiene de ir a cualquier otro lugar y que su meta es protegerse ella para proteger a los niños.

Las clases de baloncesto son de una hora en el horario de 9:00 am. a 4:00 pm. los interesados pueden escribir a: garcia.paola.garcia@hotmail.com

Salir de la versión móvil