Inicio Deportes Hacen historia estudiantes de Terapéutica Atlética

Hacen historia estudiantes de Terapéutica Atlética

112
0
Getting your Trinity Audio player ready...

Por Ana Delma Ramírez

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – Once estudiantes del bachillerato en Terapéutica Atlética, en el Recinto de Ponce, de la Universidad de Puerto Rico, viajarán este verano a representar el país en una misión salubrista, en el marco de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de El Salvador.

Publicidad

Esa experiencia académica, que iniciará el 19 de junio y se extiende hasta el 10 de julio, permitirá por primera vez que un grupo de estudiantes de dicho programa interactúe con atletas de altos rendimiento que se darán cita al multitudinario evento.

El grupo estudia en el único programa de Terapéutica Atlética en Puerto Rico y zonas del Caribe, del Departamento de Estudios Aliados A La Salud, que dirige el doctor José Cruz.

Un proceso de meses conllevó una coordinación para consolidar el acuerdo entre este programa académico universitario y la organización del evento que permite la integración de este grupo de futuros terapeutas atléticos con equipos médicos de los diferentes países que acudirán a la cita deportiva en verano de 2023.

El Comité Organizador de los Juegos Centroamericanos y del Caribe salvadoreño será quien recibirá a esta subdelegación de terapeutas atléticos en calidad de voluntarios, les proveerán uniformes, alimentos y transporte local. Es responsabilidad de cada estudiante costear su viaje y estadía.

La inversión redundará en ganar una experiencia que mantiene al grupo estudiantil emocionado y con altas expectativas culturales y de aprendizaje.

Ofrecerán servicios de rehabilitación, prevención, masajes terapéuticos, apoyo en rendimiento físico a atletas de Boxeo, Atletismo, Natación, Baloncesto de cancha y 3×3, Béisbol, Halterofilia, Voleibol de Cancha y Playa, Balonmano y de ser posible Gimnasia.

Una de las contribuciones que hará este cuerpo estudiantil es ayudar como traductores a aquellos equipos y delegaciones de galenos que no hablen el idioma español.

Yashira Ortega, estudiante de tercer nivel del programa y quien ha practicado voleibol, dijo a Es Noticia que esta travesía les dará la oportunidad de presentar públicamente a niveles más elevados del deporte, el trabajo que realizan, uno de responsabilidad y confianza mutua entre el deportista y el terapeuta.

“La gente nos describe como terapeutas de masajes y somos más que eso, nos enfocamos en rehabilitar, en garantizar la vida útil del atleta, en que pueda competir”, acoto Luis Viruet, otro de los estudiantes.

Félix Herrera, quien ha practicado beisbol como lanzador derecho ha efectuado prácticas como terapeuta en niveles de atletas de competiciones, pero no de alto rendimiento como los que acuden a este tipo de eventos.

Algunos alumnos del programa han experimentado en carne propia los efectos nocivos físicos inherentes al deporte, han jugado baloncesto, beisbol, voleibol, tiro con arco, esgrima y balonmano de playa y de cancha.

El grupo reconoció que para ellos es un estímulo el representar al Recinto de Ponce de la Universidad de Puerto Rico, así como al programa académico y a Puerto Rico. La invitación la perciben como un centro de aprendizaje, de explorar técnicas nuevas y establecer relaciones por el bien del deporte y el sistema de salud de la isla.

Parte de esta representación ha tenido la oportunidad de viajar por recreación a Estados Unidos, Jamaica, México, pero describen que “jamás con este tipo de experiencia”

Los profesores del Programa de Terapeutas atléticos Efrén Collazo Hernández y el Dr. David Bahamundi son egresados de este programa en 2010 y Bahamundi en 1997, cuando se instauró inspirado en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Ponce 93.

Ambos hacen un equipo visionario, con metas de expansión que incluye poder matricular más estudiantes. Su cuota actual es de 30 alumnos y el próximo año académico aumentan a 45 estudiantes. El cupo es reducido porque se requiere un presupuesto alto en materia de equipos especializados para su enseñanza.

Con la base de este bachillerato ambos profesores continuaron estudios post graduados en maestrías y doctorados directamente relacionadas a la terapéutica y kinesiología que les ha permitido realizar diferentes aportaciones al campo de la salud más allá del deporte enfatizado en prevención. Ambos vislumbran esta carrera universitaria como necesaria, de vanguardia y de un universo de oportunidades.

Unas 130 personas solicitan ingresar al programa todos los años. El objetivo de ese programa es usar como base las materias y preparación como terapeutas atléticos, así como dirigirse a estudios de otras ramas de ciencia y salud. El propósito del Bachillerato de terapeutas atléticos es la prevención no necesariamente a deportistas. Las artes escénicas que incluyen bailarines, así como empleados de otras profesiones pueden beneficiarse del mismo.

La exposición de este programa en la vitrina internacional que representan estos Centroamericanos redundaría en interés de estudiantes de otros países y/o profesionales en mirar hacia la universidad y la isla como un ofrecimiento de otro tipo de rama de la salud.

Héctor Meléndez, un otrora competidor deportivo activo, describió la esencia de este inusual bachillerato como un acto de amor al servicio de la gente. Mientras que los profesores Bahamundi y Collazo continúan explorando proyectos nuevos en escenarios no tradicionales y enfoques diferentes desde la base de un terapeuta atlético.

La Terapéutica atlética es considerada una de las especialidades dentro del campo de la medicina deportiva.