Inicio Política “Me siento orgullosa del trabajo que hice”

“Me siento orgullosa del trabajo que hice”

20
0

Por Sara R. Marrero Cabán

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – Cuando se publicó el resultado del primer colegio de votación en esta Ciudad, la alcaldesa María “Mayita” Meléndez Altieri lo reconoció como un presagio: caducó su mandato en el gobierno municipal.

Publicidad

En ese instante, confesó, comenzó a pensar y preparar su mensaje de salida. “Me dije ‘perdí’. Papá Dios me mandó el resultado”, rememoró.

Sentada en su escritorio, desde donde dirigió por 12 años los destinos de la Ciudad Señorial, pasó revista sobre lo que hizo, lo que no, quiénes la acompañaron y las múltiples críticas a sus decisiones administrativas.

Meléndez Altieri, la primera mujer electa por los ponceños para ocupar la poltrona de la Ciudad, se expresó dolida de no revalidar a un cuarto cuatrienio.

“(Mis hijas) saben que me duele, porque yo le entregué a Ponce tanto. Cada vez que rezaba, decía, ‘Papá Dios, decide tú’”, manifestó con voz entrecortada y ahogada en lágrimas.

Los 12 años de su liderato se caracterizaron por estar repletos de denuncias y señalamientos en contra de su administración, tanto por la contratación de agencias publicitarias y líderes novoprogresistas, de la reducción de jornada laboral a un grupo de empleados municipales, el uso de fondos públicos en momentos de un monumental déficit en las arcas municipales, así como un sinnúmero de asuntos que maculó cada día más y más su gestión municipal.

A eso se sumó un cuatrienio en el que los sureños vivieron dos de los fenómenos atmosféricos más indómitos de la historia moderna en Puerto Rico: el paso del huracán María en 2017 y el sismo de magnitud 6.4 a principios del 2020.

El pasado del huracán María causó una estela de destrucción y le arrebató a los ponceños sus lugares de distracción sin que los mismos volvieran a estar para su disfrute. Uno a uno, los comercios fueron cerrando y las calles de la Ciudad iban perdiendo esplendor.

Cuando la tierra tembló, Ponce aún no se había levantado del golpe del huracán. Cientos de familias se quedaron sin un techo y esas familias no llevaban mucho tiempo reubicadas cuando llegó la pandemia por el coronavirus, lo que paralizó al país.

María “Mayita” Meléndez Altieri (Tony Zayas)

La respuesta municipal ante estos desastres trajo consigo una ola de críticas, que presuntamente motivó a sobre 30,000 personas a votar en su contra y cambiar de líder municipal.

Antes de ponerle punto final al capítulo administrativo, Meléndez Altieri conversó con Es Noticia y compartió cómo ha sido para ella liderar la Ciudad Señorial, lo que describió como un “compromiso de vida” que solo un puñado logró comprender por lo que fallaron en la encomienda, provocando así resultados adversos.

“A veces yo traté de que todo mi equipo pudiera entender el compromiso de vida que yo tenía con Ponce. Había algunos que no lo tenían, había otros que sí lo hacían, pero no daban el 100. Yo te doy más del 100, y es que lo he hecho en todos los sitios que he trabajado”, relató la también odontóloga.

Meléndez Altieri llegó a la alcaldía tras más de dos décadas de dominio del Partido Popular Democrático (PPD). El alcalde popular Rafael Cordero Santiago se mantuvo en la poltrona durante 15 años. Su mandato finalizó cuando salió un día de su oficina hacia el hospital y falleció horas después.

Francisco Zayas Seijo, también del PPD, se convirtió en alcalde, pero no revalidó a un segundo cuatrienio y fue Meléndez Altieri, que a pesar de no nacer en Ponce, se convirtió en alcaldesa de la Ciudad en las elecciones del 2008.

“Yo me siento bien orgullosa del trabajo que hice. ¿Qué hubo personas que pudieron fallar? Sí, aquí hubo empleados que fallaron en el sentido de que algunos venían tarde, otros no tenían compromiso, sabíamos de empleados que ponchaban y se iban y eso duele. Pero, había otros que no, que tenían compromiso y muchos de ellos trabajaban”, dijo.

Meléndez Altieri recordó que, durante el transcurso de su mandato, el trabajo nunca cesó. Aludió a las miles de madrugadas de sueño interrumpido y de trasnochar en la oficina. De acuerdo a la mandataria, fue tanta la fatiga laboral que desarrolló cáncer de endometrio que la obligó a someterse a un tratamiento agresivo para así combatirlo.

Pese a esto, no declinó buscar un cuarto cuatrienio con el diagnóstico de cáncer. Más aún, la victoria de la primaria fue efímera, ya que llegó su derrota eleccionaria ante el alcalde electo Luis Irizarry Pabón.

“Yo me siento satisfecha, porque yo hice mi trabajo. Yo no tenía hora de salida de aquí. Si tenía que trabajar sábados y domingos, pero yo le daba seguimiento a todo lo que hay en el municipio en el sentido de necesidades del pueblo. Yo vine a servirle a esta ciudad y Mayita toda la vida lo hizo así. Yo apenas descansaba, pero yo quería terminar los proyectos de Ponce”, indicó.

El próximo plano de su vida busca dedicárselo a sus hijas, su única nieta y en el cuidado de la salud.

¿Cómo quiere que los ponceños la recuerden? “Me recuerden como una mujer trabajadora, luchadora, sencilla, obviamente, humilde y exigente, porque yo vine a servir. Yo no vine a nada más. Que me recuerden como lo que soy: una mujer luchadora y trabajadora que entrega alma, vida y corazón a lo que hace”, puntualizó la que se autoproclamó ‘La Leona Mayor’.