Inicio PORTADA Parkinson: Reconociendo signos, etapas y cuidados

Parkinson: Reconociendo signos, etapas y cuidados

65
0

Por Dr. Eduardo Colón
Médico Internista
Centro Médico Episcopal San Lucas

 

En el Mes de la Concientización del Parkinson es importante conocer los signos y síntomas de esta condición.

La enfermedad del Parkinson es un desorden neurodegenerativo que progresa lentamente. La influencia genética y la exposición a ciertos factores ambientales, incluyendo los pesticidas pueden incrementar el riesgo de la enfermedad de Parkinson. El envejecimiento es el factor de riesgo principal y se espera un incremento en la incidencia global en los próximos 20 años.

Publicidad

4 signos de la enfermedad del Parkinson:

      • tremores o temblores al descanso
      • bradicinesia (lentitud en los movimientos corporales)
      • rigidez
      • impedimento en el balance y en el caminar

El impedimento cognitivo es bastante común en la enfermedad del Parkinson y usualmente envuelve problemas de memoria a corto plazo y problemas de atención. Todos los pacientes deben ser evaluados por desórdenes de depresión y además deben ser evaluados por el riesgo a caídas.

La demencia afecta a todos de manera diferente y los primeros síntomas son usualmente leves y no siempre fáciles para detectar. En la etapa temprana la mayoría de las personas continúan siendo independientes y solo necesitan poca asistencia en sus quehaceres del diario vivir. Es importante que nos enfoquemos en qué cosas la persona puede hacer y no hacer las cosas por ellos. Esta etapa dura usualmente alrededor de dos años y envuelve el no recordar eventos recientes u olvidar donde se encuentran cosas como llaves, cartera, entre otras. Además, pueden afectarse tareas como la planificación, el lenguaje y la comunicación, la orientación en lugares que visitan frecuentemente, y puede haber cambios en las emociones y comportamiento del paciente.

En la etapa intermedia los síntomas se vuelven más notables, y la persona necesitará más ayuda para manejar su vida diaria. Usualmente los mismos síntomas de la etapa temprana empeorarán.

En la etapa tardía de la demencia la persona puede tener un impacto severo en muchos aspectos de su vida. La persona eventualmente necesitará ayuda las 24 horas del día y soporte en sus actividades del diario vivir y en su cuidado personal como lo es comer, bañarse, y vestirse. Ya en esta etapa la persona tendrá una percepción alterada y problemas físicos más notables. Esta etapa tiende a ser la más corta y en promedio tiende a durar de uno a dos años.

El Parkinson es una condición debilitante que pueden llevar al cuidador a una fatiga extrema, y debemos saber con anticipación de qué manera podemos reconocerla y atacarla a tiempo.

Si usted o alguien que conoce presenta alguno de estos síntomas, recuerde visitar a su médico. La detección temprana puede hacer la diferencia. Para información sobre el Centro Médico Episcopal San Lucas y los servicios que ofrece, accede a sanlucaspr.org, llama al 787-844-2080.