Inicio Uncategorized Salinas busca prohibir el «voceteo»

Salinas busca prohibir el «voceteo»

20
0

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La alcaldesa de Salinas, Karilyn Bonilla Colón, sometió a la Legislatura Municipal una serie de enmiendas al Código de Orden Público para poner control a la práctica de ruidos innecesarios, denominado ‘voceteo’.

Publicidad

Las enmiendas, que aplicarán a bocinas en autos, velloneras, radios y otros aparatos de ampliación de sonidos, proponen una multa de hasta $1,000 al que viole las disposiciones.

“Lo que estamos buscando es un balance entre la libertad de expresión que tenemos todos los ciudadanos, y el derecho a la paz y tranquilidad que también tenemos todos los ciudadanos. Yo entiendo que con estas enmiendas vamos a poder manejar la situación, y por supuesto, vamos a estar monitoreando constantemente para hacer los cambios que hagan falta”, expresó la alcaldesa.

La medida amplía a ruidos excesivo generado por radios, velloneras, sistemas de música, vehículos de motor y embarcaciones, altoparlantes o equipos modificados para uso de reproducción de música, anuncios o cualquier otro fin, o cualquier otro instrumento que produzca sonido.

Dichos equipos deberán ser operados de forma tal, que no ocasionen ruidos excesivos o innecesarios. La prohibición incluye la reproducción o emisión de música con lenguaje obsceno u ofensivo, o que de alguna u otra forma éste en contra de la moral, la dignidad o la tranquilidad de los ciudadanos en lugares públicos de la jurisdicción del municipio.

Bonilla explicó que luego de un análisis, y para mejorar la calidad de vida de todos los salinenses y visitantes, se hace necesario reglamentar aspectos de convivencia pública, tales como los ruidos excesivos o innecesarios causados por la modalidad del llamado ‘voceteo’.

Esto se define como la modificación de los sistemas de sonidos, tanto en vehículos de motor o transportación como en otros artefactos portátiles, incorporado equipos de sonido aparatosos, capaz de generar el más alto registro de decibeles para transitar por las vías públicas y realizar reuniones en lugares preacordados para competir entre sí y demostrar cuales de los vehículos posee el equipo de sonido más ruidoso, con el mayor volumen disponible.

Las enmiendas señalan que la ausencia de un sonómetro o medidor de decibeles no será impedimento para la imposición de una multa administrativa siempre que el funcionario o agente del orden público perciba, mediante sus sentidos, que el sonido emitido desde vehículos de motor, una residencia o negocio sea fuerte, perturbante, intenso, desagradable y frecuente, conforme a los dispuesto en la ordenanza.

Las iglesias quedan excluidas de este artículo de domingo a jueves hasta las 10:00 pm y los viernes y sábado hasta las 12:00 am., siempre y cuando cumplan con los niveles de sonidos autorizados en ley.