Estudiantes del Sur reciben talleres sobre manejo de tensiones

Por William J Rodríguez 

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Alianza para un Puerto Rico sin Drogas y su proyecto «Peace Patrol» impactaron a estudiantes de la zona sur de la Isla con talleres sobre el Manejo de tensiones y estrés con el fin de fortalecer las habilidades para la vida y el desarrollo positivo de la juventud, a la vez que estimula sus talentos y la resiliencia. 

Los participantes reciben nueve talleres para desarrollar habilidades para la vida, que incidan en la toma de decisiones positivas y en la prevención de sustancias controladas.  Los temas, según el modelo de Habilidades para la Vida  de la Organización Mundial de la Salud (OMS) son: autoestima, compromiso social, manejo de emociones y sentimientos, manejo de tensiones y estrés, relaciones interpersonales y comunicación efectiva, trabajo en equipo, empatía, toma de decisiones y solución de problemas y conflictos. 

Al concluir los talleres, los estudiantes participan además en la producción de un anuncio de radio o televisión que formará parte de la campaña de prevención a través de la divulgación de la Alianza. Los miembros de la facultad de las escuelas reciben también un mínimo de dos talleres, como respaldo a su formación profesional.

El proyecto mencionado alcanzó este semestre a 180 estudiantes. Entre los jóvenes participantes se encontraron los estudiantes de la Escuela Juan Serrallés y el Colegio Ponceño, ambos de Ponce, así como el Colegio Santísimo Rosario y la Escuela Especializada en Bellas Artes Ernesto Ramos Antonini de Yauco. 

La Alianza es una organización privada sin fines de lucro, con la visión de ser líder y de referente en la prevención del uso y abuso de sustancias controladas, que fortalece el desarrollo de capacidades, oportunidades y herramientas para la calidad de vida en Puerto Rico. Desde su fundación en 1993, ha alcanzado a más de un millón de personas a través de sus proyectos utilizados como vehículos de transformación social. La Alianza invierte .97 centavos de cada dólar que recibe en servicio directo a nuestros niños y jóvenes en Puerto Rico.