Piden exención temporera del IVU para cinco pueblos del sur

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Cámara de Comercio del Sur de Puerto Rico (CCSPR) escribió a la gobernadora Wanda Vázquez Garced una petición para que libere del pago del Impuesto de Ventas y Uso (IVU) a los que compran en los comercios de cinco pueblos en la región sur afectados por el terremoto. 

La petición sería vigente en los municipios de Guánica, Yauco, Guayanilla, Peñuelas y Ponce, donde hay comercios que han tenido una merma sustancial en ingresos que ponen en riesgo su estabilidad económica y permanencia.

«En la búsqueda de soluciones para mejorar la situación económica, con el firme objetivo de contribuir en el proceso de revitalización del país y como principal voz del Sector Empresarial de la Región Sur, muy respetuosamente, sometemos ante su evaluación una exención total del Impuesto de Ventas y Uso (IVU), de forma temporera, a los principales pueblos afectados, entiéndase: Guánica, Yauco, Guayanilla, Peñuelas y Ponce, por un mínimo de 30 días para tratar de restablecer los comercios y servicios en la isla tras los recientes sismos», reza la misiva firmada por el presidente del organismo, Luis A. Alvarado Cintrón.

«Sabemos que, con esta medida, no solo se beneficiarían los damnificados, sino que contribuiríamos a la rehabilitación del comercio actual y futuro en esta zona. Estamos a su disposición para discutir estas y otras ideas. Le deseamos el mayor de los éxitos en el desempeño de sus funciones y agradecemos su pronta respuesta», solicitan.

En la petición, la CCSPR resalta que la región sur «enfrenta grandes retos personales y comerciales, de los cuales sabemos que ha sido testigo. Estos daños en estructuras, pérdida de viviendas y empresas, muchas de las que han quedado en pie no son seguras, problemas en los sistemas de comunicación, los servicios de energía eléctrica y agua potable, cierres parciales o totales de negocios, y otros, han impactado la continuidad de actividades de negocio en nuestra economía sureña».

«A diferencia de experiencias previas en catástrofes causadas por fenómenos atmosféricos, los cuales son predecibles, la incertidumbre ha incrementado a niveles extremos el daño emocional y financiero de los afectados», reza la misiva.

Destaca que en esta región hay «empresarios con grandes pérdidas monetarias, a quienes simplemente no les llegan sus clientes para poder superar su situación económica».