Inicio Educación Atípico regreso a clases presenciales en el Sur

Atípico regreso a clases presenciales en el Sur

5
0

Por Sara R. Marrero Cabán

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – Con una infraestructura desmejorada, la amenaza de la pandemia del coronavirus y una comunidad escolar cada vez menor, 38,612 estudiantes de la Región Educativa de Ponce regresan hoy -tras año y ocho meses sin pisar un salón- a las escuelas del sistema público de enseñanza.

Publicidad

El año escolar 2021-2022 inicia en la mañana de hoy -miércoles- tras largos meses de incertidumbre y con un coro de voces de alcaldes, la mayoría de municipios del Sur, que piden que se posponga ante el repunte de casos de coronavirus.

La última vez que los estudiantes sureños pisaron salones de clases fue en diciembre de 2019. Un terremoto ocurrido en enero de 2020, cuya magnitud fue de 6.4, destruyó escuelas y causó daños a las estructuras que quedaron en pie.

La destrucción obligó a miles de alumnos a recurrir a salones improvisados bajo carpas o en centros alquilados. Poco después, la pandemia de COVID-19 ocasionó el aislamiento obligatorio a nivel Isla.

Lee: Queda mucho por hacer en la Región Educativa de Ponce

Empero, los 38,612 estudiantes que hoy llegarán a los planteles, regresarán a edificios con las llamadas columnas cortas. Otros estudiarán de manera virtual. Y otra parte de los niños del Sur tendrán por escuela una estructura construida para otros usos, pero que el Departamento de Educación alquiló para convertirla en plantel.

Esa es la situación para alumnos de las cinco escuelas ponceñas que se reunirán en horario alterno o llamado ‘interlocking’ en el Complejo Ferial de Ponce, donde están citados los estudiantes de las escuelas:

  • Rodulfo del Valle
  • Carmen Solá de Pereira
  • Julio Collazo Silva
  • Laura Rivera Collazo
  • Andrés Grillasca

Unos 512 estudiarán por la mañana y menos de 500 por la tarde.

“Vamos a estar tomando las medidas para que todos nuestros estudiantes puedan estar cómodos, en un ambiente agradable y que se sientan seguros, obviamente velando por la salud”, afirmó el director de la Región Educativa de Ponce, Roberto Rodríguez Santiago.

La Región Educativa de Ponce cuenta con aproximadamente 3,000 maestros. Más aún, hace falta por nombrar 38 plazas de maestros.

“Son renuncias y jubilaciones de julio 31”, adujo Rodríguez Santiago.

Lee: Escuelas sin arreglar y módulos sin fecha en el sur

 

Alcaldes insatisfechos

El regreso a clase está acompañado de la oposición de los alcaldes sureños. Los señalamientos de estos ejecutivos están basados en dos temas: el estado deteriorado de las escuelas y el alza de casos de coronavirus.

“Ciertamente tenemos un reto, específicamente a nivel regional y la comunicación con los señores alcaldes es una comunicación bastante frecuente referente a sus preocupaciones. A nivel regional, hemos tomado la determinación que las primeras dos, tres semanas, los directores de escuela van a tener la oportunidad de fraccionar los estudiantes que asistan de manera presencial para que estos estudiantes tengan la oportunidad de atemperarse a los protocolos y garantizar la salud y seguridad de nuestros estudiantes”, señaló.

Por su parte, el alcalde de Peñuelas, Gregory Gonsález Souchet, denunció el estado de los planteles, recomendando que ninguna deberá recibir estudiantes.

Dos escuelas en este pueblo- la intermedia Tallaboa Alta y Ramón Pérez Purcell- son las únicas que comenzarán de manera presencial. En ambas, solo se podrá utilizar una parte del plantel.

“Las otras escuelas están en un proceso de tener reparaciones para que entonces puedan subir de manera presencial”, indicó Rodríguez Santiago al explicar que las restantes cuatro estarán de manera virtual “temporeramente”.

Lee: Alcalde no enviaría su hijo a ninguna de las escuelas en ese pueblo

Mientras, Luis Javier Hernández Ortiz, el alcalde de Villalba, señaló la falta de monitores establecidos por el Departamento de Salud para evitar brotes y contagios de coronavirus.

“Tenemos enfermeras escolares que lideran este proceso. De igual manera, todos los directores fueron adiestrados en la Cumbre Recuperación Académica donde uno de los mayores temas fue el manejo de la pandemia del COVID-19 y los protocolos que ellos tengan que garantizar para estar manejando su escuela de manera segura”, subrayó Rodríguez Santiago.

El alcalde de Ponce, Luis Irizarry Pabón, recomendó aplazar el regreso a clases para dos meses hasta que disminuyan los contagios del coronavirus.

Entre el 2 al 16 de agosto, el Departamento de Salud reportó 109 casos confirmados de menores de 18 años.

Dentro de este mismo lapso, la cantidad de pacientes pediátricos recluidos en hospitales por el virus incrementó por 17 casos. El lunes -2 de agosto- había 20 pacientes. Para el lunes, 16 de agosto, ese número incrementó a 37 menores.

“Esa consideración la tendría que tener el señor secretario (Eliezer Ramos Parés) y el señor gobernador (Pedro Pierluisi)”, manifestó al asegurar que las clases definitivamente comenzarían hoy.

 

¿Y las nuevas escuelas?

Según Rodríguez Santiago, no se cerrarán escuelas en esta región. La única afectada por el temblor -cuya estructura ya no existe- es la escuela Agripina Seda, en Guánica. El edificio se demolió por los graves daños que tuvo durante el terremoto.

“En este momento, no se está considerando consolidación de escuelas. La única que colapsó -y fue estructuralmente- fue la Agripina Seda, pero la escuela continúa ofreciendo sus servicios. La escuela no necesariamente es el edificio. La escuela es el funcionamiento, el personal y los estudiantes”, dijo.

De continuar con la matrícula, el plan de Educación es reparar los planteles existentes y, en un futuro, construir nuevas. Las nuevas escuelas, sin embargo, son un asunto que aún está por discutirse.

“Educación está auscultando esta posibilidad. Es una conversación que el Departamento de Educación, el secretario, debe tener con cada uno de los alcaldes tomando en cuenta las necesidades de cada municipio para recibir a sus estudiantes”, indicó.